A EE.UU. no le ha servido disminución de cocaína en Colombia

Desde Perú y Bolivia está llegando la droga que antes provenía de este país.

Justo cuando el Gobierno de Obama intensifica sus esfuerzos contra el narcotráfico en México, hay algunas buenas noticias de los campos de coca en Colombia.

Las Naciones Unidas dicen que la producción de cocaína en Colombia bajó en 2008 como nunca antes en la década, 28 por ciento. El aseguramiento de la droga, un total impresionante de 200 toneladas, también subió 57 por ciento en ese mismo país, un signo de cómo han mejorado radicalmente los esfuerzos policiales en los últimos años.

Todo esto suena a un progreso extraordinario. Hasta que se escucha que la producción de cocaína está aumentando en Perú y Bolivia otra vez, en cuatro y nueve por ciento, respectivamente, porcentajes que en parte anulan los logros en Colombia.

"Mientras que la caída en Colombia es alentadora, no obstante, no es tan asombrosa como suena", comentó Adam Isacson, un experto en Colombia del Centro para la Política Internacional en Washington, D.C. El señala que el año pasado las Naciones Unidas informaron de un salto de 27 por ciento en el cultivo de la coca. "Estamos justo de vuelta en los niveles que vimos entre 2003 y 2006. No ha habido un gran avance".

Lo que podría explicar porqué, a pesar del aparente éxito colombiano, el mercado mundial de la cocaína no se ha visto seriamente afectado, a juzgar por su precio al menudeo relativamente estable.

El Gobierno de Bush insistió en que su precio a nivel de la calle, y su pureza, estaban aumentando, lo que indicaba que se había reducido el suministro a causa de los esfuerzos de erradicación. Sin embargo, los críticos dijeron que ello se debía en gran medida a que los narcotraficantes dirigían más de su producto a Europa para aprovechar un mercado en crecimiento y el valor a la baja del dólar.

Evidencia reciente en el Reino Unido indica que el precio de la cocaína está bajando allí. Aun cuando el uso de drogas entre los jóvenes ha descendido en Estados Unidos, sigue siendo estable, en cerca de 7.9 por ciento, entre los adultos, según la Investigación Nacional sobre Drogadicción y Salud de Estados Unidos.

Los cárteles también siguen ideando formas ingeniosas de contrabandear las drogas hacia Estados Unidos. La semana pasada, la marina mexicana informó haber decomisado más de una tonelada de cocaína oculta dentro de tiburones congelados. La policía en Chile también detuvo a una mujer cuyo destino era España y llevaba maletas hechas de cocaína, en lugar de llenas de la droga.

El éxito en Colombia se debe, en parte, a un cambio de la fumigación aérea de las cosechas a la erradicación manual en tierra. Irónicamente, funcionarios estadounidenses desdeñaron por muchos años a esta última, porque argumentaron que era demasiado lento e intensivo en mano de obra. En su lugar, prefirieron rociar las cosechas con herbicidas desde el aire, lo que se podía hacer a gran escala.

Esto resultó ser polémico por las acusaciones de su imprecisión con lo que se dañaba también a los cultivos legales, evidencia de lo cual yo pude presenciar de primera mano en viajes recientes a Colombia.

Sin embargo, el año pasado, las autoridades colombianas lograron erradicar manualmente 237,505 acres de matorrales de coca, un aumento de 44 por ciento en relación con al año anterior, mientras que se fumigaron otros 329,875 acres.

La superficie cultivada bajó cerca de 18 por ciento, encontraron las Naciones Unidas. Sin embargo, debido a que muchas de las plantas eran nuevas y aún no maduraban, su producción de hojas fue menor, lo que representó una baja de 28 por ciento en la de cocaína, de cerca de 600 a 430 toneladas.

En años anteriores, la mayor parte de la coca se cultivaba en las partes centro sur y sureste de Colombia. Sin embargo, ahora se


concentra a lo largo de la costa del Pacífico. Expertos lo llaman "el efecto globo", con el cual la erradicación en un área simplemente genera una presión nueva en otras partes. Esto ha sucedido durante años, y realmente parece que nadie tiene la respuesta.

El efecto globo parece explicar el incremento preocupante en la producción en Perú, donde la situación se complica con el resurgimiento de Sendero Luminoso, la guerrilla de izquierda, en las remotas áreas rurales. También se ha detectado presencia de los cárteles mexicanos en Perú, dijeron funcionarios de Naciones Unidas.

Obama heredó la así llamada Iniciativa Mérida, diseñada por el Gobierno de Bush para ayudar a México a derrotar a los cárteles. Sin embargo, los críticos dicen que centrarse en la erradicación y la interceptación en otros países ha fracasado, y se gastaría con mayor inteligencia el dinero en la reducción de la demanda y los programas de tratamiento dentro de Estados Unidos.

El informe más reciente de Naciones Unidas parece reforzar ese argumento, una vez más.

Hechos rápidos

Fuentes de la cocaína:

Colombia, Perú y Bolivia tienen prácticamente todo el cultivo de la coca del mundo, la planta que es el ingrediente básico de la cocaína.

Colombia tiene 48 por ciento de las cosechas mundiales de coca.

La parte de Perú es de 34 por ciento.

La parte de Bolivia es de 18 por ciento.

Temas relacionados