El acuerdo con EE.UU. no necesita la aprobación del Congreso: Mindefensa

El presidente, Álvaro Uribe, defendió la "conveniencia" del acuerdo para el uso de bases militares colombianas por parte de Estados Unidos.

El ministro de Defensa (e) y comandante de las Fuerzas Militares, general Freddy Padilla de León, manifestó que los asesores expertos en el tema de la cooperación militar por parte del gobierno estadounidense consideran que el Congreso no tendría que aprobar esta ayuda ya que hace parte de un convenio ya existente e insistió en que las aeronaves que ingresan al país en el marco de este acurdo son de cooperación técnica y no estarán equipadas con armamento de ataque.

"Este acuerdo es más de los mismo, hace parte de la misma cooperación, además es una acuerdo que contempla la Constitución de Colombia", puntualizó el alto oficial durante una entrevista a Caracol Radio.

Por su parte, el presidente Álvaro Uribe respaldó el acuerdo y dijo que , "obtener acuerdos con países como los Estados Unidos para que, con todo el respeto a la Constitución colombiana, a la autonomía de Colombia, nos ayude en esta batalla contra el terrorismo, contra el narcotráfico, es de la mayor conveniencia para el país".

Padilla dejó claro que no se crearán bases militares extranjeras ni el objetivo es suplantar a la ecuatoriana de Manta, sino implementar "un esquema de cooperación moderna".

Así mismo, manifestó que el personal militar y civil norteamericano tendrá inmunidad diplomática, similar a la que tienen actualmente los diplomáticos extranjeros, sin embargo enfatizó en que la inmunidad no es impunidad al referirse en el sentido de que el monopolio de las armas estará a cargo del Estado colombiano y no autoriza la fuerza o ataque contra otro país.

En ese sentido, el acuerdo establece medidas específicas para que, "respetando la inmunidad prevista en este tipo de acuerdos, se haga seguimiento a los procesos eventuales a que haya lugar por violación a la ley colombiana. Habrá cooperación y asistencia mutua para el desarrollo de las investigaciones".

"Estados Unidos no tendrá áreas o instalaciones para su uso exclusivo (...), no pagarán por un alquiler porque no les estamos cediendo nuestro territorio, se colaborará sin ningún tipo de contraprestación económica, sino para incrementar nuestra capacidad", dijo.

Este miércoles, el Gobierno destinó las bases militares de Palanquero, Apiay y Malambo para que 1.400 militares y contratistas estadounidenses operen desde allí en la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo.

El convenio de cooperación contempla que:

1. No se permite la creación de una base militar de los EE.UU. en Colombia.

2. No es un acuerdo de defensa mutua.

3. No se afectará a terceros Estados, ya que su esencia es la cooperación.

4. No se permiten operaciones unilaterales de los EE.UU.

5. No permite el desarrollo de actividades que vayan en contra de la Constitución, las leyes colombianas y el derecho y la costumbre internacionales.

6. No excederá lo establecido en los acuerdos de cooperación bilaterales y multilaterales firmados por las partes.

7. No implica tránsito de tropas extranjeras.