Aumentan condena a conductor que, ebrio y drogado, causó grave accidente

La Fiscalía apeló la pena inicial, que había sido de 32 meses, y ahora deberá pagar 18 años de cárcel.

El 27 de agosto de 2007 el piloto Rodolfo Sebastián Sánchez ocasionó un grave accidente en la 119 con carrera 7ª, cuando su Toyota Prado colisionó con otro vehículo.

En el siniestro murieron dos personas identificadas como Ricardo Patiño, de 30 años; y José Lisardo Aristizábal, de 27años.

A Sánchez Rincón se le detectó en la sangre altos niveles de droga y alcohol.

Un juez de primera instancia había condenado al piloto a una pena de 32 meses por el delito de homicidio culposo.

Sin embargo, la Fiscalía apeló esa decisión ante el Tribunal por considerar que el delito que debía imputársele al sindica era el de homicidio doloso.

Este martes, el mismo Fiscal, Mario Iguarán, confirmó que el Tribunal aceptó modificar la condena y aumentó a 18 años y 10 meses, por considerar que Sánchez Rincón incurrió en dolo eventual por manejar en estado de embriaguez y con sustancias psicoactivas en su cuerpo, es decir, sabía que podía ocasionar daño a alguien.

Iguarán dijo en el marco de la rendición de cuentas que presentó al final de su gestión que ese fallo se constituye como un hecho histórico que marcará la pauta para la resolución de otros casos del mismo tipo.

 

Temas relacionados