Arrestan a dos policías que extorsionaba a alias 'Chupeta'

Los uniformados formaban parte de bandas criminales que le exigían dinero al narcotraficante.

Dos detectives de la Policía en la ciudad brasileña de Sao Paulo fueron arrestados acusados de haber extorsionado a los integrantes de la organización comandada en Brasil por el narcotraficante colombiano Juan Carlos Ramírez Abadía, que fue extraditado a EE.UU. hace exactamente un año.

Los policías están siendo investigados por haber formado parte de bandas criminales que le exigían dinero al narcotraficante, conocido como 'Chupeta' y entonces uno de los más buscados en el mundo, a cambio de permitirle permanecer en libertad en Brasil, informaron fuentes oficiales.

Los detenidos forman parte de un grupo de cinco detectives contra los que fueron expedidas órdenes de captura el viernes en desarrollo de una investigación realizada por la oficina de asuntos internos de la Policía Civil de Sao Paulo.

El jefe de la División de Crímenes Internos de la Policía Civil, comisario Paulo Caetano Filho, aseguró en una rueda de prensa que los cinco policías figuran en cuatro diferentes investigaciones abiertas para identificar y sancionar a agentes que le exigieron dinero al capo colombiano para no arrestarlo.

Los cinco implicados serán procesados por los delitos de extorsión, extorsión mediante secuestro y asociación para delinquir.

"Esos hechos apenas fueron conocidos después de la detención de Ramírez Abadia. Las investigaciones comenzaron en agosto de 2007 cuando el colombiano, al ser arrestado, denunció que había sido extorsionado por policías brasileños", aseguró Caetano Filho.

"Todos los policías que tuvieron alguna responsabilidad, independientemente de su grado, están siendo investigados. Los malos policías serán expurgados", agregó.

Al menos 20 personas están siendo investigadas por las extorsiones, 17 de ellos policías y los 3 restantes informantes de la Policía.

Según Caetano Filho, uno de los detectives arrestados es acusado de haber secuestrado a un piloto que le servía a Rodríguez Abadía y exigido una motocicleta a cambio de dejarlo en libertad y el otro es acusado de haber extorsionado a un testaferro del narcotraficante colombiano.

Rodríguez Abadía, que estuvo preso un año en Brasil, fue extraditado el 22 de agosto del año pasado a Estados Unidos, en donde está siendo procesado por al menos 15 asesinatos, tráfico internacional de drogas y delitos financieros.

Tras ser arrestado el 7 de agosto de 2007, denunció que, durante el tiempo que vivió en una lujosa mansión en Sao Paulo, fue extorsionado en diferentes ocasiones por policías que amenazaban con denunciar su refugio en Brasil.

Cuando fue detenido, "Chupeta" tenía el rostro desfigurado por cuatro cirugías plásticas, no opuso resistencia y hasta ofreció colaborar con la Justicia a cambio de ser extraditado a Estados Unidos, que ofrecía una recompensa de cinco millones de dólares por su captura.

Su fortuna era calculada por la Policía Federal brasileña en 1.800 millones de dólares. En Brasil poseía mansiones, haciendas, yates, aviones y carísimos automóviles, que fueron incautados y vendidos en diferentes subastas.

Temas relacionados