Procuraduría dice que nuevas normas para recicladores resultan arbitrarias

El Ministerio Público pidió a la Corte declarar inexequible la expresión "si el desacato persiste en grado extremo (...)pueden convertirse en arresto".

Por considerar que la medida de arresto prevista en el numeral 6 del artículo 7 de la Ley 1259 de 2008 vulnera los derechos al debido proceso y a la libertad personal de los recicladores, el Procurador General de la Nación Alejandro Ordóñez Maldonado solicitó a la Corte Constitucional que declare inexequible la expresión "si el desacato persiste en grado extremo, cometiéndose reiteradamente la falta, las sanciones antes enumeradas pueden convertirse en arresto".

Ordóñez señaló que la sanción prevista en la norma es "desproporcionada respecto de los recicladores en relación con la protección dem medio ambiente".

Sobre el particular señala que "la actividad cuestionada es la única forma que tiene este grupo social para satisfacer sus necesidades básicas, pues es a través del trabajo de recolectar material recuperable en bolsas o canecas de basura, como estas personas logran el mínimo vital, para lograr su subsistencia".

Y agrega :"intimamente ligado al mínimo vital está el derecho a la dignidad humana, el cual protege la autonomía individual, las condiciones materiales para el logro de una vida digna y la integridad física y moral que resulte necesaria para lograr la inclusión de una persona excluida o marginada.", precisó el Procurador.

En su concepto prohibir a los recicladores que destapen y saquen, parcial o totalmente, sin autorización alguna, el contenido de las bolsas y recipientes para la basura, una vez dispuestos para su recolección, es afectar su derecho al trabajo.

En opinión del Procurador no se puede considerar que los inconvenientes que puedan generar algunos de los recicladores al no disponer en debida forma los residuos , atenta contra el derecho a un ambiente sano.

Recordó que: "en concepto 4780 del 28 de mayo el Ministerio Público manifestó a la Corte Constitucional que, a las malas prácticas de los recicladores, debe darse una solución, pero no a través de una medida tan desproporcionada como la que contempla la norma acusada, la cual, no guarda una correspondencia adecuada con el objeto perseguido".

Temas relacionados