Gobierno mantuvo terna para elegir nuevo Fiscal

Tras la reunión de Uribe con magistrados de las Altas Cortes, se anunció la creación de un jurista de enlace entre EE.UU. y Colombia.

Luego de tres horas de una intensa reunión entre el Primer Mandatario y las Altas Cortes, el Gobierno decidió mantener intacta la terna para Fiscal General de la Nación y se anunció la designación de un jurista que sirva de enlace entre EE.UU. y Colombia.

Contrario a lo que se presagiaba como una tensa reunión entre los Magistrados de la Corte Suprema de Justicia y el presidente Uribe - por las declaraciones públicas encontradas que han hecho de un lado y otro- la cita entre Gobierno y Altas Cortes transcurrió con posiciones fuertes y claras, pero con ánimo conciliador.

Muestra de lo anterior, fue que el presidente Uribe se comprometió a no permitir que la Justicia se sienta intimidada y garantizó el aumento de la seguridad para todos los magistrados, hayan sido o no sujeto de amenaza en los últimos días.

Dentro del ánimo conciliador, y ante el estancamiento de las diligencias en el marco de la Ley de Justicia y Paz, relacionadas con los 15 ex jefes paramilitares extraditados en los últimos meses a Estados Unidos, Gobierno y Corte acordaron confirmar una alianza para profundizar la colaboración con la justicia norteamericana y a tratar de superar los escollos en los proceso que se intentan llevar a cabo en Colombia,

Una posición férrea del Jefe de Estado fue la de mantener la terna de candidatos para la Fiscalía General de la Nación, pese a los reparos de los magistrados sobre las competencias de los candidatos y la insistencia en la reunión sobre una eventual modificación de la baraja. Pero Uribe se mantuvo en que no hará ningún cambio.

Desde que Camilo Ospina, Juan Ángel Palacio y Virginia Uribe fueron presentados como candidatos a fiscal, se destaparon escándalos en los que se han visto involucrados Palacio y Ospina.

Así mismo se ha criticado fuertemente la idoneidad de Virginia Uribe, quien para los más críticos es una ‘convidada de piedra' porque el Gobierno quiere que sea Palacio u Ospina.

De hecho, actualmente está como encargado de la Fiscalía el vicefiscal Guillermo Mendoza Diago porque la Corte no ha querido nombrar Fiscal en propiedad, ante los reparos que tiene para la terna.

A la salida de la reunión, al ser indagados sobre cuándo se decidirá quién es el nuevo Fiscal, los magistrados prefirieron guardar silencio y no dar pistas sobre el tema.

Para concluir el tema, el presidente Uribe explicó el proceso de selección de la terna y ratificó que no encuentra motivos para retirarla o hacerle una modificación.

Otro ítem de discusión fue el expuesto por el Gobierno con respecto a las decisiones sobre la extradición de paramilitares, pues la reciente negación por parte de la Corte Suprema de Justicia, de enviar a Estados Unidos a Luis Édgar Medina, hasta tanto no repare a sus víctimas en Colombia, entorpece el manejo que le había dado la Administración Uribe al tema hasta el momento.

Al respecto, el Gobierno le manifestó a las Cortes que "estudiara una norma reglamentaria que consulte los alcances y el sentido de la decisión".

Pero así como Uribe fue férreo en defender su terna para Fiscal, los Magistrados fueron enfáticos en que cuando haya violación a los derechos humanos o al Derecho Internacional Humanitario, no habrá una sola aprobación de extradición a los Estados Unidos.

La relación de las Cortes y la Administración Uribe ha sido algo más que tensa por las decisiones que han tomado tanta la rama Ejecutiva como la Judicial, que no necesariamente van por el mismo camino.

Los analistas han señalado que en un contexto reeleccionista las Cortes pierden independencia y se resquebraja el equilibrio institucional.

Desde diferentes ángulos, se dice que en las decisiones de las Cortes se nota en cuáles tiene influencia el Gobierno y en cuales no, lo que ha llevado a una cierta radicalización de posiciones entre el Gobierno y sus allegados y los sectores en los que aún no tiene injerencia.

Asistentes a la reunión señalaron que si bien hubo cordialidad y disposición al diálogo, no se deben esperar mayores cambios en las relaciones entre lo Ejecutivo y lo Judicial.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Augusto Ibáñez, calificó el encuentro con Uribe y sus asesores como productivo y dinámico.

Temas relacionados