Incendian camiones que transportaba donaciones para Venezuela

hace 1 hora

Sobreviviente de masacre en Venezuela solicita volver a Colombia con urgencia

Manuel Junior Cortés se recupera de una herida de bala en el cuello en el hospital militar de Caracas.

El joven colombiano que sobrevivió a la masacre de 10 personas en el estado venezolano de Táchira, Manuel Junior Cortés, solicitó hoy "con carácter urgente volver a Colombia" , dijo la Defensora del Pueblo del Norte de Santander (noreste colombiano) , Carmen Ligia Gálvez.

Cortés, nacido en Bucaramanga (Santander) hace 20 años, se encuentra fuera de peligro recuperándose de una herida de bala en el cuello en el hospital militar de Caracas.

"Estamos en contacto con los familiares (del superviviente), que nos están llamando constantemente. El joven está solicitando con carácter urgente volver a Colombia" , aseveró Gálvez.

Además, la Defensora del Pueblo de Norte de Santander consideró que la repatriación de Cortés correspondería a la embajada y al consulado colombiano en Venezuela.

El joven sobreviviente formaba parte de un grupo de doce personas, de los cuales ocho colombianos, un peruano y un venezolano, fueron asesinados.

Las víctimas fueron secuestradas el 11 de octubre, mientras jugaban un partido de fútbol, por un grupo armado sin identificar.

El pasado domingo, el Gobierno venezolano denunció el hallazgo de diez cuerpos sin vida, además, informó sobre un superviviente y un desaparecido.

Los cadáveres de los ocho colombianos y un peruano llegaron hoy a Colombia por tierra, después de que Venezuela negara ayer el acceso de un avión procedente del país vecino, donde se efectuaron los exámenes forenses pertinentes y se devolverán los cuerpos a las familias.

El sobreviviente explicó ayer a las autoridades venezolanas que recibió ayuda de un campesino tras caminar tres horas herido por un proyectil, que le propinaron hombres armados que aún no han sido identificados, quienes los tuvieron secuestrados durante 14 días
"Cuando pararon nos hicieron bajar, arrodillados en el piso y golpeándonos sentimos la ráfaga de seis o siete disparos, de los cuales me pegaron uno solo" , detalló Cortés.

Agregó que después de las ráfagas, él se quedó quieto y luego abrió "los ojos y estaba vivo. Toqué a los demás amigos pero estaban muertos".

Relató que, herido en el cuello, caminó durante más de tres horas hasta llegar a la casa de un campesino que lo atendió y finalmente recibió atención médica.

Este martes comenzaron también las investigaciones en torno a una supuesta masacre que se habría cometido el pasado agosto, en la que cinco colombianos y un venezolano perdieron la vida mediante la asfixia mecánica.

Aún no se ha señalado a los autores de la matanza de Táchira, aunque algunas voces del lado venezolano de la frontera apuntan al Ejército de Liberación Nacional (ELN) y otros sectores, como la senadora colombiana Piedad Córdoba, consideran que los responsables pueden ser grupos paramilitares.

Temas relacionados