Venezuela insiste en que colombianos asesinados eran 'paras'

"La infiltración paramilitar hace parte de un ataque sistemático de Colombia y EE.UU. contra mi país", dijo Ramón Carrizales, vicepresidente venezolano.

El vicepresidente de Venezuela, Ramón Carrizales, confirmó que los colombianos asesinados en territorio venezolano hacían parte de grupos paramilitares.

"La muerte de nueve colombianos, un peruano y un venezolano se debe a un asunto entre paramilitares del vecino país. Se presentó un plan de infiltración paramilitar, que hace parte del ataque sistemático de Colombia y Estados Unidos contra Venezuela, el cual tiene como otros elementos el presunto espionaje a nuestro país y además, los renovados acuerdos militares con el gobierno norteamericano", puntualizó Carrizales.

Así mismo, agregó que "se está materializando la amenaza de Colombia y el imperio contra Venezuela. Nosotros también estamos preparándonos para defender el territorio y asegurar la soberanía".

Los cadáveres de ocho colombianos muertos en un asesinato múltiple en el estado venezolano de Táchira fueron llevados por vía terrestre a la frontera con Colombia.

El Vicepresidente de Venezuela dijo que existen muchos indicios que conducen a identificarlos como paramilitares, uno de ellos era que la actividad a la que se dedicaban, la venta de maní, no se correspondía con el nivel de vida que llevaban. Además, los pobladores de la zona aseguran que frecuentemente aparecían involucrados en hechos violentos, así como en la ingesta de alcohol. "La manera como llegaron, su identidad como grupo, nos hace pensar que son parte de esos planes de infiltración del Gobierno colombiano apoyado por factores internos", subrayó.

"Qué casualidad que se dan en el Táchira y que el gobierno de ese estado sale inmediatamente a responsabilizar a uno de los grupos que están en pugna en territorio colombiano, cuando aun no se tenía conocimiento pleno de lo que allí estaba ocurriendo".

Además, Carrizalez calificó de descarada la solicitud de investigación a fondo por parte del gobierno colombiano pues "lo que ocurrió allí es parte del conflicto colombiano que permea hacia nuestra frontera y que nos está generando grandes problemas. Siempre existe colaboración y ellos lo saben porque les hemos entregado una gran cantidad de delincuentes buscados por Interpol, por narcotráfico, lavado de dinero y delitos comunes. Ahora, no vamos a hacer el trabajo de ellos, ni nos van a echar la culpa de su ineficiencia".

Temas relacionados