El general Posada también miente, dice parte civil en caso del Palacio

El ex comandante de la Séptima Brigada habría faltado a la verdad, al afirmar que nunca apoyaron la operación de retoma.

Jorge Molano, abogado de la parte civil en los procesos judiciales que se adelantan por el holocausto del Palacio de Justicia, dijo que la reciente declaración del general (r)Rafael Samudio deja al descubierto la falsedad del testimonio del ex comandante de la Séptima Brigada del Ejército, José Ignacio Posada, quien aseguró que esa unidad nunca apoyó la operación de la fuerza pública en la retoma.

El general Posada Duarte había afirmado que la Brigada a su cargo nunca le ofreció resplado a los militares que intentaban recuperar el edifico, desvirtuando que el ex uniformado Edgar Villamizar, quien pertenecía a esa unidad, se hubiera trasladado a Bogotá. Éste fue uno de los argumentos que tuvo la Procuraduría para desestimar las versiones de Villamizar con respecto a las supuestas torturas y desapariciones de las personas que estaban en la cafetería.

El ex comandante del Ejército, general Samudio Molina, manifestó en el juicio que enfrenta el el general (r) Iván Ramírez que él sí había dado la orden para la agregación de la Séptima Brigada, lo que abría las puertas a que el testigo, sí se hubiera hecho presente en el lugar de los hechos, como lo atestiguó. Al ser interrogado sobre la posibilidad de contradecir la orden, el ex oficial manifestó que él era el único competente para ello, pero se abstuvo de hacerlo.

Para la parte civil, este testimonio no sólo confirma que Edgar Villamizar sí estuvo apoyando la retoma del Palacio y que, por tanto, su declaración es legítima, sino que además deja al descubierto las mentiras del ex comandante de la Séptima Brigada, José Pasada, al negar el traslado de tropas del Meta a Bogotá.

"Queda confirmado que el general Posada, que era comandante de la Séptima Brigada y que ha concurrido a estos juicios, ha venido mintiendo y ha venido incurriendo en falso testimonio, al decir que nunca se dio una orden, pues Rafael Samudio claramente ha dicho que él impartió una orden y que nunca impartió una contraorden", señaló el abogado Jorge Molano.

En contraste, el apoderado de Iván Ramírez, el jurista John Fernando Vásquez, afirmó que está más que demostrada la falta de fidelidad del testimonio de Edgar Villamizar, pues asegura que peritos contratados por la defensa del coronel (r) Plazas determinaron que la firma que aparece en el expediente, bajo su declaración, no corresponden a la del ex uniformado.

Así mismo, aseveró que el hecho de que en los folios aparezca la declaración de una persona que responde al nombre de Edgar Villareal desdicen mucho de la autenticidad del testimonio, pese a que la Fiscalía afirme que se trata de un error de digitación, teniendo en cuenta que la cédula sí corresponde a la de Villamizar.

Entre tanto, los abogados de las familias de los desaparecidos insisten en que las actuaciones irregulares han sido frecuentes por parte de los apoderados que ha tenido el ex oficial, Alfonso Plazas, y de ahí su propósito de que se les investigue penal y disciplinariamente, por parte de los organismos competentes.