Militar admite responsabilidad de Brigada XVII en masacre de San José de Apartadó

El teniente (r) Jorge Humberto Milanés Vega reconoció que hombres de esa unidad facilitaron el ingreso de los paramilitares en la zona.

Uniformados de la Décima Séptima Brigada del Ejército sí habrían facilitado el ingreso del frente Héroes de Tolová de las Autodefensas a inmediaciones donde fue establecida la Comunidad de Paz de San José de Apartadó, donde fueron asesinadas 8 personas que conformaban dos familias, en 2005, admitió el teniente (r) Jorge Humberto Milanés Vega.

Según el ex uniformado, cuando descubrió cuál había sido la actuación de esa unidad castrense dentro de la masacre a esa comunidad del noroccidente antioqueño fue cuando decidió pedir su retiro, señalando que paramilitares y agentes de la fuerza pública hicieron su ingreso conjunto a la zona.

Adicionalmente, el subteniente Alejandro Jaramillo Giraldo aseguró que el mayor José Fernando Castaño López, dio órdenes precisas para facilitar el arribo de los paramilitares a la zona.

Fue así como el oficial instó a su subalternos para que los militares de la Brigada hicieran presencia en la zona compañía de dos personas que se hacían pasar por campesinos, a sabiendas de que se trataba de alias "Jonás" y alias "Ratón", quines integraban el Héroes de Tolová.

Su declaración se produjo en el marco del juicio que enfrentan 10 militares de la Décima Séptima Brigada del Ejército, con sede en Carepa, Antioquia, ante el Juzgado Segundo Especializado de ese departamento, en Medellín.

Los hechos materia de investigación, se produjeron el 21 de febrero de 2005 y se produjeron en medio de una segudilla de atentados contra civiles, perpetrados por grupos paramilitares y auspiciados por la Brigada XVII, según lo denunció durante varios años la ex alcaldesa de Apartadó, Gloria Cuartas..

Allí fueron asesinados Luis Eduardo Guerra Guerra, líder de la Comunidad de Paz; su compañera Bellanira Areiza Guzmán de 17 años; su hijo Deiner Andrés Guerra de 11 años; Alfonso Bolívar Tuberquia Graciano de 30 años, líder de Mulatos y miembro del Consejo de Paz de la zona humanitaria de Mulatos; su compañera Sandra Milena Muñoz Pozo de 24 años y sus hijos Santiago Tuberquia Muñoz de 2 años y Natalia Andrea Tuberquia.