Judicatura pide celeridad en investigación por homicidio de juez

Para la Corporación, crímenes como ese pueden quebrantar el Estado Social de Derecho.

Como un hecho intimidatorio que debe ser investigado de la manera más diligente por parte de las autoridades calificó el Consejo Superior de la Judicatura el asesinato del juez de Ejecución de Penas y Medidas de Seguridad de Soacha, José Fernando Patiño Leaño.

Además, hizo llegar un saludo  de condolencias y solidaridad a su viuda, Rosalba Ruiz Giraldo, sus hijos y a personas allegadas.

La Corporación hizo un llamado a los organismos encargados para que se dispongan a iniciar todos los trabajos investigativos que se requieren para dar con la verdad de este crimen, perpetrado este lunes en horas de la mañana.

El Tribunal rechazó con vehemencia el hecho, que también fue objeto de rechazo por parte de la Corporación de Magistrados y Jueces de Colombia, organismo que dio cuenta de la persecución de que viene soportando el sector, desde varios sectores del Estado.

Su vocero, el fiscal Delegado ante el Tribunal Superior de Bogotá, Leonardo Cerón, dijo que la actitud del presidente Uribe, atacando las decisiones de las altas cortes a través de los medios de comunicación, también ha contribuido a la constitución de este escenario de persecución y hostigamientos.

Recientemente, la Sala Penal de la Corte de Justicia se vio obligada a solicitar el auxilio de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, frente a las crecientes intimidaciones en su contra, que tuvieron su punto más álgido en el envío de un sufragio a su ex presidente, Julio Enrique Socha Salamanca.

El hecho coincidió con la persecución denunciada por la juez Tercera Penal Especializada de Bogotá, María Stella Jara, que adelanta el juicio que enfrenta el coronel (r) Luis Alfonso Plazas Vega, por la desaparición de 11 civiles durante el holocausto del Palacio de Justicia.

En ese entonces, la Sala Penal y los jueces especializados de Bogotá hicieron un pronunciamiento conjunto de rechazo ante los hostigamientos e hicieron un llamado a las autoridades para que tomaran cartas en el asunto, advirtiendo la aparente despreocupación del Ejecutivo ante tales irregularidades, que empezaron a hacerse latentes tras desatarse el escándalo de las “chuzadas” del DAS.

Temas relacionados