Jueces españoles intercambian información de colaboradora de las Farc

Las autoridades judiciales buscan evitar que se produzca una duplicidad de las diligencias.

El juez español Eloy Velasco pedirá a su compañero Baltasar Garzón una copia de sus actuaciones abiertas sobre María Remedios García, española acusada de colaboración con las Farc, para evitar que se produzca una duplicidad de las diligencias.

Fuentes jurídicas confirmaron esta información y precisaron que el magistrado de la Audiencia Nacional española, que el pasado lunes relacionó en un auto al Gobierno venezolano con ETA y las Farc, no ha realizado aún esta solicitud a Garzón, quien en julio de 2008 dejó en libertad bajo fianza a García.

Esta mujer había sido acusada por Garzón de colaboración o posible integración en organización terrorista.

El objetivo de la petición de Velasco es evitar que se dupliquen las actuaciones contra García, a quien el juez procesó por un delito de colaboración junto a otros seis miembros de las Farc y otros tantos miembros de la organización terrorista ETA.

A la vista de la información que le facilite Garzón, añadieron las fuentes, el magistrado estudiará si debe inhibirse en favor de su compañero respecto a García, si debe unificar la causa o si cada uno lleva a cabo una investigación diferente.

Remedios García fue detenida el 26 de julio de 2008 y, al día siguiente, Garzón la dejó en libertad bajo fianza y la acusó de haber mantenido, al menos desde el año 2000, una relación fluida a través de correos electrónicos con uno de los líderes de las Farc Luis Edgar Devia Silva, alias 'Raúl Reyes', muerto en 2008 en un ataque del Ejército colombiano.

Por su parte, Velasco aseguró que García había organizado con otro de los procesados, el presunto etarra Arturo Cubillas Fontán, un cursillo de uso de explosivos que ETA impartió a miembros de las Farc en la selva colombiana en 2007.

A dicho cursillo, según Velasco, los participantes fueron "con el conocimiento y la compañía de una persona que vestía chaleco con escudo  de la DIM (Dirección de Inteligencia Militar de Venezuela) y de un vehículo escolta con militares venezolanos".

El magistrado señala a Cubillas, que fue nombrado en 2005 director adscrito a la Oficina de Administración y Servicios del Ministerio de Agricultura y Tierras de Venezuela, como "responsable del colectivo de ETA en esa zona de América desde 1999, encargándose de coordinar las relaciones con las Farc".

Por su parte, el abogado de García, Enrique Santiago Romero, aseguró que su cliente no tiene vínculos con ETA, no es miembro de las Farc y no ha participado en ninguna trama para atentar contra nadie.

Además de García y Cubillas, Velasco procesó a los miembros de las Farc Edgar Gustavo Navarro Morales y Víctor Ramón Vargas Salazar, quienes supuestamente conspiraron junto con el presunto etarra para atentar contra altos cargos del Gobierno colombiano, entre ellos su actual presidente, Álvaro Uribe, y su antecesor Andrés Pastrana.

También procesó a los presuntos miembros de ETA José Ignacio Echarte Urbieta, Ignacio Domínguez Achalandabaso y José María Zaldua por delitos de tenencias de explosivos, y a José Ángel Urtiaga Martínez y José Miguel Arrugaeta San Emeterio por el de colaboración con banda terrorista.

Este delito se lo imputa también a los miembros de las Farc Emiro del Carmen Ropero, Rodrigo Granda, Luciano Martín, Omar Arturo Zabala y a la española Remedios García, a quien Velasco ha citado para tomarle declaración indagatoria el próximo 24 de marzo.

Temas relacionados