Juicio a David Murcia en EE.UU. arrancaría el 11 de junio

Este jueves, el dueño de la desaparecida captadora compareció ante un juez de Nueva York.

El juez de Nueva York encargado del caso de David Murcia Guzmán, condenado por estafa financiera y acusado en EE.UU. de lavar dinero del narcotráfico, citó este jueves de nuevo a las partes para el próximo 11 de junio, fecha en que podría conocerse cuándo comenzará el juicio.

“En esa fecha tenemos que informar al juez de las mociones que va a hacer la defensa y entonces nos dará una fecha para el juicio”, explicó a Efe Robert Abreu, abogado de Murcia, después de la vista de este jueves. El acusado acudió, vestido con la indumentaria azul típica de presidiario, ante el magistrado William Pauley, quien había convocado a las partes para conocer cómo iba el proceso de presentación de pruebas que deben analizar la fiscalía y la defensa antes de que comience el juicio.

La fiscalía comunicó el 8 de enero pasado que disponía de unas 170 cajas de documentos, así como de numerosos discos informáticos, videos y conversaciones grabadas, entre otro material, para sustentar la acusación contra Murcia y el magistrado ordenó entonces que todo ello fuera puesto a disposición del acusado y su abogado. “La fiscalía informó este jueves a la Corte que han hecho cinco entregas de evidencias, pero les falta escanear unas 165 cajas de documentos y pidieron de uno a dos meses más para terminar ese trabajo”, explicó Abreu.

El letrado agregó que el juez ordenó además a la fiscalía que aporte traducciones al español de los documentos que se propone utilizar durante el juicio. Señaló previó que la fecha del 11 de junio “va a ser importante”, porque calcula que para entonces la fiscalía habrá concluido ya la aportación de pruebas y el juez podría determinar el día de inicio de juicio y los plazos para que la defensa presente posibles mociones.

Murcia llegó al tribunal esposado, como es habitual en el traslado de presos a los juzgados, aunque se le quitaron las esposas antes de comparecer ante el juez y no hizo declaración alguna, detalló su abogado. El empresario de 29 años se declaró inocente de lavar millones de dólares procedentes del narcotráfico el pasado 8 de enero, pocos días después de ser extraditado desde Colombia, donde había sido condenado a más de 30 años de cárcel por crear una pirámide financiera con ramificaciones en varios países que hizo perder sus ahorros a miles de personas.

Las autoridades estadounidenses acusan a Murcia de conspirar con otros seis individuos para lavar millones de dólares procedentes del narcotráfico a través de su grupo de empresas DMG, de otras compañías afiliadas y mediante el mercado negro del peso en Colombia.

En noviembre de 2008 el Gobierno colombiano intervino las empresas del grupo de Murcia Guzmán y decretó el estado de “emergencia social” para hacer frente a una crisis desatada por el derrumbe de varias empresas de inversión fraudulentas.

El empresario huyó del país pero fue detenido poco después en Panamá y deportado a Colombia. Antes de ser condenado en ese país, se autorizó su extradición a Estados Unidos. Alrededor de una semana después de llegar Murcia a este país, fue extraditado también William Suárez, considerado el segundo al mando de la pirámide financiera DMG y acusado también de lavado de dinero del narcotráfico, un delito por el que podría ser condenado a 20 años de cárcel.

La fiscalía de Nueva York alega que Suárez dirigía las operaciones del grupo DMG en Colombia, entre ellas el intento de soborno de funcionarios de ese país, y que ayudó a establecer cientos de compañías afiliadas al grupo empresarial de Murcia en diversos países. Suárez, que se ha declarado inocente, también compareció este jueves ante el juez Pauley y, según Abreu, podría ser juzgado a la vez que Murcia.