Procuraduría pide condenar a Representante Morales Altamar de negritudes

Los hechos se presentaron cuando era alcalde de María La Baja (Bolívar).

Condenar al Representante a la Cámara Silfredo Morales Altamar, pidió la Procuraduría General a la Sala de Casación Penal de la Corte Suprema, por su responsabilidad en los delitos de celebración de contratos sin requisitos legales y peculado por apropiación, cuando se desempeñó como alcalde de María La Baja (Bolívar).

Duce el informe del ministerio Público que los hechos se relacionan con la ejecución de un convenio de cofinanciación suscrito entre el municipio y Ecopetrol para el mejoramiento de escenarios deportivos en María la Baja, en cuya ejecución, el entonces alcalde hizo la contratación sin el lleno de los requisitos exigidos por la ley.

Dentro de las irregularidades encontradas están el no haber elaborado los estudios previos y falta de planeación en la ejecución de los trabajos, lo cual quedó demostrado al adquirir un sistema de iluminación sin tener la postería requerida para su instalación y, a pesar de ello, se dio por recibida la obra.

Para la Procuraduría, el proceso contractual fue ajeno a los principios de transparencia y selección objetiva, por cuanto se convocó a presentar ofertas de manera diferentes a lo consagrado en las normas de contratación estatal y porque se privilegió una oferta sin haber definido en forma integral los criterios y factores para la selección de la mejor propuesta, atendiendo solamente el menor precio, precisa el informe.

A juicio del Ministerio Público, se cometió peculado por apropiación porque en el contrato existían dos momentos de pago, cada uno por el 50 por ciento, uno para ser entregado como anticipo y el otro una vez recibida la totalidad de la obra a entera satisfacción, sin embargo, se dieron por recibidas unas obras no ejecutadas, pues ninguna de las lámparas fue instalada, con lo que se generó un detrimento a los bienes del Estado y una apropiación por parte del contratista.

"Lo cierto es que María la Baja aparece disfrutando de unos bienes que canceló y que no recibió", insistió el Ministerio Público.

En concepto presentado por el Procurador Tercero Delegado para la Investigación y el Juzgamiento Penal, Jairo Salgado Quintero, tal inobservancia le genera al entonces Alcalde y actual Congresista, responsabilidad penal, pues su deber funcional como representante legal del municipio le exigía un adecuado manejo del patrimonio estatal.

Morales Altamar actualmente es Representante a la Cámara, elegido en circunscripción especial por las comunidades negras, explica el informe de la Procuraduría.