Policía se incauta de 234 fusiles, propiedad de 'los Comba'

El arsenal avaluado en 3.000 millones de pesos se produjo en la ciudad de Cali.

La policía confiscó este viernes 234 fusiles M-16 que ingresaron ilegalmente al país con destino las Farc y a grupos armados ilegales al servicio del narcotráfico, informaron las autoridades.

Con el hallazgo ascendieron a 434 los fusiles confiscados por la policía en tres acciones realizadas en los últimos cuatro meses para impedir que estructuras de las Farc y de grupos de narcotraficantes reciban armas.

"Labores de la inteligencia de la Policía Metropolitana le han dado un golpe certero a los delincuentes y se han incautado 234 fusiles M-16 en el barrio Limonar de Cali, hay una persona capturada", dijo un oficial de la fuerza.

De acuerdo con las investigaciones preliminares, una parte del arsenal estaba destinado a grupos armados ilegales al servicio de los hermanos Javier Antonio y Luis Enrique Calle Serna, conocidos como 'Los Comba', acusados de controlar rutas del narcotráfico y de enviar cargamentos de cocaína a Estados Unidos.

"Esto prueba la alianza entre las Farc y el narcotráfico", explicó el oficial, quien recordó que desde hace años se descubrieron nexos entre la guerrilla y carteles de las drogas.

La guerrilla inicialmente protegía cultivos de hoja de coca y laboratorios para la producción de cocaína, pero luego se involucró directamente en el negocio y actualmente intercambia droga por armas con carteles.

El suroeste de Colombia es una región estratégica para el tráfico de drogas y de armas, en la que el Gobierno reforzó la seguridad con el envío de efectivos para neutralizar a la guerrilla y combatir el narcotráfico. En esa zona, en donde habitan poblaciones indígenas, la guerrilla se resiste a perder el control territorial que ha mantenido por años en medio del conflicto interno de más de 45 años.

En otras regiones de Colombia la ofensiva militar obligó a las Farc a replegarse a apartadas zonas montañosas y selváticas, pero aún mantiene presencia en áreas consideradas claves para la producción y el tráfico de cocaína, su principal fuente de financiación, según la policía.

En medio de esa ofensiva han muerto importantes comandantes guerrilleros, mientras que miles de combatientes han desertado, disminuyendo la capacidad militar del grupo insurgente que dice luchar por imponer un sistema socialista en un país con marcadas diferencias entre ricos y pobres.

Temas relacionados