Niegan nulidad a ex gobernador del Magdalena, José D. Dávila, por parapolítica

Corte Suprema también ordenó la declaración del ex comandante paramilitar 'Jorge 40'.

La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia ratificó la acusación en contra del ex gobernador del Magdalena, José Domigo Dávila Armenta, procesado por parapolítica, luego de convertirse en uno de los protagonistas del llamado pacto de Chivolo.

Según la denuncia, Dávila Armenta fue preseleccionado como aspirante a la Gobernación, como dirigente del movimiento "Provincia Unida para una Mejor Opción de Vida", luego de obtener la aprobación de 266 de los asistentes a esa reunión, en la que se acordó una alianza en tre paras y dirigentes de la Región Caribe de Colombia.

El encuentro, celebrado en 2001, contó con la participación de unos 400 dirigentes políticos y tenía por objeto consolidar un proyecto político y societal específico para el Norte del país, en el marco de la "refundación" del Estado Nación colombiano que buscaba el grupo armado ilegal.

Para la Corte, la participación de los dirigentes políticos en ese pacto no los hace ajenos a las conductas dolosas de los grupos de Autodefensa en contra de la población civil, si no que puede hacerlos copartícipes de ella.

El Tribunal advirtió, además, que la situación del sindicado, se ajusta a la nueva jurisprudencia, que le sigue otorgando la competencia a la Corte Suprema para juzgar a los funcionarios públicos que estén siendo investigados por delitos relacionados con la ejecución de sus funciones, aún cuando estos hubiesen renunciado al fuero constitucional.

En consecuencia, la Sala consideró infundadas las reclamaciones de la defensa y de la Procuraduría, determinando que será la facultada para determinar si tuvo o no nexos con los ex comandantes paramilitares, Rodrigo Tovar Pupo , alias "Jorge 40", y Hernán Giraldo Serna, alias "El Viejo".

Cabe aclarar que ambas partes impugnaron la negación de la nulidad, por cuanto la Corte Suprema se comprometió a dirimir la solicitud en el término que corra hasta la próxima audiencia.

El ex gobernador es hermano del dueño del equipo de fútbol Unión Magdalena, Eduardo Dávila Armenta, quien también se entregó a las autoridades en marzo de 2009 y fue acusado formalmente en diciembre del mismo año, por supuestos vínculos con las Autodefensas.