Alguien más poderoso que la directora del DAS ordenó los seguimientos: César J. Valencia

Dice que es extraño que los seguimientos hayan coincidido con momentos clave de su enfrentamiento con el Presidente.

Una persona mucho más poderosa que la ex directora del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, María del Pilar Hurtado, está detrás de las persecuciones a los magistrados, advirtió el presidente de la Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia, César Julio Valencia Copete.

"A mí no me cabe duda que encima de la directora del DAS, por encima de ella, hay alguien que estaba ordenando perseguir no sólo a quien le habla sino a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia, Sala de Casación Penal", precisó.

El magistrado indicó que le suena extraño el hecho de que la intensificación de los seguimientos en su contra se haya producido justo en el momento cumbre de la preparación de su defensa en el lío jurídico que casó con el presidente de la República, Álvaro Uribe Vélez, por injuria.

Valencia Copete recordó que fue entonces cuando los bienes de su abogado Ramiro Bejarano y de él mismo fueron objeto indagación por parte de las autoridades, lo que no deja de generarle un manto de duda.

Así mismo, le pidió a la Fiscalía General de la Nación que no sean sólo los mandos menores los que sean objeto de investigación sino sus superiores, pues los hechos van encaminados a demostrar la responsabilidad del nivel central y personas con mayor poder aún los autores intelectuales de este "plan orquestado contra la Corte".

Agregó que la interceptación de sus correos y el material de prueba puesto al descubierto a través de los medios de comunicación demuestran que María del Pilar Hurtado mintió cuando le manifestó que ningún magistrado de la Corte estaba siendo objeto de seguimientos.

Añadió que él, como presidente del alto tribunal, envió una carta a la funcionaria en octubre de 2007, pidiéndole explicaciones acerca de las persecuciones en contra de los integrantes de la colegiatura, pero recibió como respuesta una desestimación de las denuncias.