Condenan a nueve años de cárcel a Álvaro Araújo Castro

Corte determinó que hizo parte de la alianza entre paras con parte de la clase política de la costa norte del país.

A nueve años y tres meses de prisión fue condenado el ex senador de Alas Equipo Colombia, Álvaro Araújo Castro, luego de que la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia considerara que hizo una alianza política con el Bloque Norte de las Autodefensas para obtener una curul en el Legislativo.

De la misma manera, la Sala lo conminó al pago de más de 3.700 millones de pesos, equivalentes a la sumatoria de 7.222 salarios mínimos mensuales vigentes, así como a la inhabilidad en el ejercicio de funciones públicas durante los mismos 112 meses que dure la condena.

El Tribunal consideró que el ex parlamentario cesarense sí había incurrido en los delitos de concierto para delinquir y constreñimiento al elector que se le endilgaban en la acusación, al valerse de la influencia que ejercían los paramilitares en la Región Caribe de Colombia con fines electorales.

En concepto de la Corporación, los vínculos que el hoy condenado mantuvo con Rodrigo Tovar Pupo, alias "Jorge 40", fueron determinantes para la obtención de 19 mil votos con los que lo respaldaron los sufragantes del Cesar en los comicios de 2002.

En 2007 el ex parlamentario fue acusado formalmente por parte de la Corte Suprema de Justicia, ante lo cual Araújo Castro decidió renunciar a la investidura, en procura de que la Corporación no siguiera actuando en el proceso y fuese manejado por la justicia ordinaria.

Luego de que el caso fuera abordado por el Juzgado Quinto Penal Especializado de Bogotá, donde se agotó la etapa de juicio, la Corte reasumió el caso, en virtud a que retomó una vieja jurisprudencia que la facultaba para continuar juzgando a los funcionarios públicos que hubieran renunciado al fuero, siempre y cuando fueran procesados por delitos relacionados con sus funciones como servidores estatales.

Cabe recordar que el ex senador, al igual que su padre Álvaro Araújo Noguera, salieron airosos de una investigación que se les adelantaba como presuntos responsables del secuestro del dirigente de la Región, Víctor Ochoa Daza.

El plagio había sido ordenado por alias "Jorge 40" poco antes de las elecciones parlamentarias de 2002, según se dijo, para asegurar la configuración del panorama electoral fijado previamente por las Autodefensas en el Caribe colombiano.

Temas relacionados