Formulan acusación contra Personero de Bogotá por enriquecimiento ilícito

Francisco Rojas Birry es procesado por supuestos nexos con DMG.

Por enriquecimiento ilícito de particular será enjuiciado el personero de Bogotá, Francisco Rojas Birry ante el Juzgado Noveno Especializado de Bogotá, luego de que la fiscal Johana Restrepo le formulara cargos por sus supuestos vínculos con la captadora ilegal de dinero DMG.

A través de 80 elementos de prueba, el ente acusador pretende demostrar que, efectivamente, el funcionario distrital recibió 200 millones de pesos de manos del ex socio de la firma, William Suárez, quien permanece recluido en una cárcel de Manhatan, en Nueva York, Estados Unidos, luego de ser extraditado a ese país.

Entre las pruebas solicitadas por la Fiscalía General de la Nación se cuenta la declaración del gestor de la firma, David Murcia Guzmán, desde su lugar de reclusión en los Estados Unidos, donde enfrenta un proceso por lavado de activos.

Murcia fue condenado a 32 años de prisión por parte del Juez Cuarto Penal Especializado de Bogotá, al ser hallado culpable de los delitos de captación masiva e ilegal de dineros del públicos y por lavado de dinero, sentencia que deberá hacerse efectiva, luego de que defina su situación jurídica ante un Juez del Distrito Sur de Nueva York.

La Fiscalía ya cuenta con una declaración entregada por el condenado, que fue tomada pocos días antes de su traslado a suelo norteamericano, en la cual el cerebro de DMG ratificó que la firma le hizo entrega de 200 millones de pesos a Rojas Birry, dando solidez a los argumentos tenidos en cuenta para formular la acusación que, de ser demostrada, le acarrearía entre ocho y 15 años de cárcel.

Entre tanto, el Personero dijo no tener miedo por lo que puedan afirmar los socios de DMG, pues seguramente no se apartarán de las "mentiras" que hasta ahora han dicho sobre la suma que le fue suministrada.

Señaló que las peticiones de la Fiscalía obedecen a una juiciosa investigación acerca de su patrimonio en donde no encontraron mayores sorpresas, salvo la existencia de numerosas deudas que debe cancelar.

 

Temas relacionados