Exhuman cuerpos de personas torturadas por extinto Carlos Castaño

Se trata de 11 víctimas, que fueron mutiladas, por orden del ex comandante paramilitar muerto hace seis años.

Los restos óseos de 11 víctimas vejadas por la crueldad del paramilitarismo fueron recuperados por agentes del Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía, CTI, en operativo conjunto con efectivos del Departamento Administrativo de Seguridad, DAS, desarrollado en uno de los campamentos del extinto jefe de las Autodefensas Unidas de Colombia, AUC, Carlos Castaño Gil, en San Pedro de Urabá Antioquia.

Por órdenes del ex comandante paramilitar, estas personas fueron amarradas, torturadas y mutiladas, entre el año 2000 y el 2002, para ser enterradas posteriormente en la finca "La 35", donde formaban hombres de las AUC.

Luis Izquierdo Vila y Carlos Manjarrés Berrío son dos de las víctimas que logró identificar el equipo delegado por la Fiscalía y el DAS, que continúa adelantando la inspección judicial iniciada este viernes en territorio antioqueño.

El ente acusador e investigador señaló que los agentes que adelantan los trabajos también lograron recuperar los restos de un ciudadano cuyo cadáver había sido enterrado en el corregimiento de El Totumo, de la población de Necoclí, Antioquia.

Será al Laboratorio de Identificación Especializada del CTI en Medellín al que corresponda la nueva etapa para precisar con exactitud quiénes fueron las víctimas encontradas en esta labor, luego de que el equipo judicial desplegado en Urabá enviara los restos a esa unidad de la Fiscalía.


Con estos ya son 50 los cuerpos exhumados en esta región del nororiente antioqueño, tras las labores que adelantan la Fiscalía y el DAS en el esclarecimiento de los innumerables crímenes del paramilitarismo en esa zona, una de las más golpeadas por la crueldad en el accionar militar de ese actor armado.

Temas relacionados