Control estatal en fusiones no afecta libre empresa:Corte Constitucional

La Corporación ratificó la constitucionalidad de la norma que supedita esta posibilidad al control de la Superintendencia de Industria y Comercio.

Completamente ratificada quedó la vigencia de la Ley que somete al control del Estado la posibilidad de que las empresas que se dedican a la misma actividad comercial puedan fusionarse, luego de que la Corte Constitucional ratificara la viabilidad de la norma que le otorga a la Superintendencia de Industria y Comercio la facultad de vigilar el desarrollo de ese tipo de procesos.

Para la alta Corporación, esta disposición no vulnera el derecho la libertad de empresa, la libre competencia y los principios de buena fe y proporcionalidad que ampara la Carta Política de 1991.

La Corte recordó, como lo advierte la misma Ley demandada, la 1340 de 2009, que este control está sujeto a la configuración de dos situaciones excepcionales, como lo son el incremento de ingresos operacionales y de los activos, en un monto superior al proyectado por la Superintendencia para el periodo fiscal anterior a aquel en el que se busca la fusión.

Así mismo, ratificó que es esa entidad estatal la que está facultada para verificar si se cumplen las condiciones para la ejecución de la fusión, precisamente, en el propósito de garantizar la competitividad y la adecuación del nuevo agente a las condiciones del mercado.

"En los procesos de integración o reorganización empresarial en los que participen exclusivamente las entidades vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia, esta conocerá y decidirá sobre la procedencia de dichas operaciones. En estos casos, la Superintendencia Financiera de Colombia tendrá la obligación de requerir previamente a la adopción de la decisión, el análisis de la Superintendencia de Industria y Comercio sobre el efecto de dichas operaciones en la libre competencia. Esta última podrá sugerir, de ser el caso, condicionamientos tendientes a asegurar la preservación de la competencia efectiva en el mercado", manifestó la colegiatura.

La norma también precisa que en momentos en que el Superintendente señale condicionamientos en la aprobación de la fusión, los interesados deberán delimitar claramente cuáles son los efectos "anticompetitivos" de la integración que buscan, con el compromiso de que los mismos representantes de las firmas tracen un camino tendiente a superar ese obstáculo.

 

últimas noticias