Aseguran a otro suboficial del Ejército por ‘falso positivo’

El uniformado fue vinculado al asesinato de una mujer, presentada como guerrillera dada de baja en combate.

Por su presunta responsabilidad en la ejecución extrajudicial de una mujer bajo la modalidad denominada en Colombia como "falso positivo", fue cobijado con medida de aseguramiento el sargento del Ejército Nacional, Orlando Enrique Castillo Royero.

Así lo determinó un Fiscal de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, que precisó que la orden debe hacerse efectiva sin tener en cuenta el beneficio de excarcelación.

El hecho materia del proceso se produjo el 26 de marzo de 2006, cuan Tatiana Patricia Arrieta Dueñas despareció, luego de hacerse partícipe en una fiesta que tuvo lugar en el municipio guajiro de Molino.

La mujer, que se dirigía hacia Valledupar, la capital del Cesar, al parecer, fue interceptada por personal de las Fuerzas Armadas que patrullaba la zona.

Poco tiempo después, el cadáver de la joven fue puesto a órdenes de las autoridades, como si tratase de una guerrillera que había sido dado de baja en medio del fuego cruzado con agentes del orden.

En el curso de la investigación, señaló la Fiscalía General de la Nación, pudo establecerse que la civil, en realidad, no había sido asesinada como producto de un combate entre efectivos del Batallón Rondón y un grupo de insurgentes que hacía presencia en la zona.

En consecuencia, el suboficial Castillo Royero deberá responder ante un Juez como presunto responsable de los delitos de homicidio agravado y secuestro simple.

Según el ente investigador y acusador, por este mismo hecho también están siendo investigados dos uniformados que, se presume, hicieron parte de esta acción delictiva.