Así actúan los “pisa suave” en las Farc, encargados de degollar a soldados

Alias Duver, desmovilizado de las Farc, narró en Blu Radio cómo trabaja la guerrilla para efectuar ataques al Ejército como el que hoy enluta al país.

En el ataque fallecieron 11 soldados.AFP

Luego del ataque de las Farc en Cauca en el que fueron asesinados 11 soldados, alias ‘Duver’, relató en Blu Radio cómo actúan los “pisa suave”, encargados de degollar a los centinelas para que no puedan avisar a la tropa la llegada de la guerrilla. De este modo se habría perpetrado el ataque que hoy enluta al país. (Lea: “Se oían los gritos de auxilio”)

Este hombre, de 22 años, que trabajó como ‘pisa suave’ para el Bloque Sur de las Farc – tres años de los cinco que duró en este grupo armado - y quien se entregó a las tropas de la sexta división del Ejército el pasado martes, señaló que los guerrilleros especializados en atacar las tropas del Ejército sin ser detectados, duran entre 5 meses a un año en preparación.

El desmovilizado dijo que se camuflan en la trocha, luego se arrastran y atacan a los centinelas. “Uno de ‘pisa suave’, está a 300 metros de los soldados ya ubicados, entonces a 100 metros toca llegar en cuclillas, después de esos 100 metros ya anda de pie y luego toca arrastrándose hasta llegar al objetivo, donde está el soldado para degollarlo”.

Agrega que luego de ser degollados los soldados, “si hay 35 soldados entonces uno arroja granadas y cuando suena la primera granada, llegan los guerrilleros que están detrás de mí”. Los “pisa suave” llevan un cuchillo, una pistola, tres proveedores y siete granadas.

Al parecer de esta forma fueron atacados por los guerrilleros de la columna móvil Miller Perdomo los más de 50 soldados de la Brigada Móvil 17 (de la Fuerza de Tarea Apolo), quienes estaban descansando en el polideportivo de la vereda La Esperanza, a una hora del corregimiento de Timba, municipio de Buenos Aires, en el norte del Cauca.

La tropa fue atacada con granadas y artefactos explosivos artesanales. En el hecho resultaron 11 soldados muertos y más de 17 heridos. 

Los muertos fueron identificados como el sargento segundo Diego Benavidez Molina; el cabo primero Wilder Camilo Aguilar Sánchez y los soldados profesionales Víctor Páez Álvarez, Antonio Turriago Arce, Inocencio José Guevara, Franklin Prada Botina, Juan Puentes Hernández, José Laguilabo Labacude, Óscar Blanco Díaz, Libardo Cotazo Sánchez y Carlos Popayán Montaña.