Así cumplirán las Fuerzas Militares el cese al fuego

Alrededor de 32 protocolos fueron diseñados para hacer efectivo el acuerdo de cese al fuego y hostilidades bilateral y definitivo para la dejación de armas, desmovilización y reinserción de las Farc. Policía se encargará de proteger a líderes de la guerrillera que se movilizarán por el país.

Luego de que se emitiera el decreto presidencial 1386 del 26 de agosto, en el que se decretó el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo -que comenzó a las 0:00 de este lunes 29 de agosto-, el comandante de las Fuerzas Armadas Juan Pablo Rodríguez explicó el protocolo que seguirán las Farc y la Fuerza Pública. En este se establecen los cronogramas para la movilización a las zonas veredadales transitorias y la dejación de armas; el funcionamiento de la comisión de monitoreo y verificación; los lineamientos de operación; y los compromisos a los que llegaron en la mesa de negociación de Paz en La Habana (Cuba).

Tanto el general Rodríguez, como el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, aseguraron que nada está al azar y que el acuerdo al cese al fuego es un trabajo que por años adelantaron las subcomisiones técnicas de las Farc y las Fuerzas Armadas. “Aquí hay una planificación de años que están plasmados en unos documentos que ya son conocidos por la opinión pública”, dijo el ministro, al asegurar que son 32 protocolos pro los que se rigen las Fuerzas Militares y la Policía para cumplir con los acuerdos.

Los compromisos de las Fuerzas Armadas en el cese al fuego son cinco: suspender las operaciones militares contra las Farc; regirse por las reglas acordadas entre las partes en La Habana; que entren en vigencia los protocolos en todas las unidades para lograr un cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo; no efectuar ninguna operación en las 28 áreas acordadas como zonas veredales o campamentos de tránsito de las Farc y estar sujeto a la verificación de las Naciones Unidas; y garantizar a través de la comisión tripartita de verificación -integrada por la ONU, el Gobierno y las Fuerzas Armas- la seguridad de todas las estructuras de las Farc en sus movimientos y desplazamientos.

Por su parte, las Frac se comprometieron a cesar las acciones ofensivas contra la Fuerza Pública y hostilidades contra la población civil; realizar los ajustes para movilizar sus frentes a las zonas veredales de tránsito; dar a conocer las rutas de desplazamientos para que, en coordinación con el Gobierno, las Naciones Unidas y la Cruz Roja Internacional, se organicen las movilizaciones; dar las coordenadas de todos los campamentos y áreas en las que se ubicará.

Asimismo, a no hacer presencia en las cabeceras municipales cercas a las veredas en las que se establecerán; no realizar eventos públicos o manifestaciones que involucren el componente armado; mantener el control y la disciplina para no poner en riesgo la seguridad de la zona; y preparar la difusión y comunicación de los acuerdos de paz al interior de sus filas -es decir, preparar la Décima Conferencia-.

El general Rodríguez explicó que se tiene claro que en esas zonas veredales transitorias hacía la paz se ejecutarán todos los protocolos para la desmovilización, dejación de armas y reinserción. Agregó que en esos territorios las autoridades civiles seguirán ejerciendo su control y presencia, mientras que la Fuerza Pública construirá sus bases de monitoreo y verificación, junto a los comandos de las Naciones Unidas y el Gobierno, en las zonas delimitadas para seguir prestando seguridad a la población y evitar el contacto entre civiles o guerrilleros -o en su defecto, que los últimos violen el pacto de salir de las zonas de concentración-.

Por otra parte, el comandante de la Policía, general Jorge Hernando Nieto, explicó que su función será brindar protección a los miembros de la comisión tripartita de monitoreo y verificación de los acuerdos de paz. Nieto señaló que ya le entregaron instrucciones a todos los comandantes departamentales y regionales del país para cumplir con los protocolos establecidos. “Ya se desplazaron 500 uniformados a esas zonas transitorias”, precisó el comandante de la Policía.

Una de las funciones esenciales de la Policía será hacer parte, junto a la Unidad Nacional de Protección, de los esquemas de protección de los miembros de las Farc que se movilizarán por todo el país realizando actividades varias -como en temas políticos y la difusión de los acuerdos de paz entre sus filas-.  Asimismo, que se dio la orden de suspender las operaciones judiciales -como capturas- contra miembros de las Farc en el marco del cese al fuego.

El ministro Villegas y el general Rodríguez fueron enfáticos al asegurar que si un guerrillero viola la regla de salir de los campamentos transitorios será detenido y llevado nuevamente hasta la zona como lo indican los protocolos Que el paso siguiente será analizar las consecuencias de sus actos y si da mérito para sacarlo del proceso de paz. “Eso tiene comprobación a través de la comisión tripartita de monitoreo y verificación. Está el anillo de un kilómetro en el que no puede haber nadie y luego los anillos de seguridad de las Fuerzas Armadas, autoridades civiles y las Naciones Unidas. Quienes están por fuera del proceso y del cese al fuego son objetivo de las fuerzas Armadas, pues no cesaremos en las operaciones contra la criminalidad”, dijo Villegas.

Temas relacionados