Así fue el examen de derechos humanos a Colombia en la ONU

Durante más de tres horas y media, el Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas realizó el Examen Periódico Universal (EPU). Las materias en las que se rajó fueron la protección de líderes y defensores de derechos humanos y la violencia contra las mujeres.

La sala en donde se realizó el EPU se conoce como la Sala de la Civilización. Es famosa porque el techo es una obra del artista español Miquel Barceló.Tomada de Twitter @MinInterior

Este jueves 10 de mayo, en la sede de las Naciones Unidas en Ginebra (Suiza), la sesión en la Sala XX del recinto no comenzó a las 9 a.m., como estaba programado. Los europeos, como es usual, estaban listos para iniciar puntuales el Examen Periódico Universal (EPU) a Colombia, pero ni la delegación oficial del país ni el resto de los participantes habían tomado sus puestos. Hasta que el vicepresidente del Comité de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Cristóbal González, se encargó de dar inicio a la evaluación, la tercera que enfrenta el Estado colombiano en su historia. Una sesión en la que fueron constntes las felicitaciones por la firma del Acuerdo de Paz, pero también de duros comentarios por las amenazas y asesinatos de líderes sociales.

(En contexto: ¿Para qué sirve el examen de derechos humanos que presentará Colombia en la ONU?)

El examen empezó con el discurso del ministro del Interior, Guillermo Rivera, quien encabezó la delegación oficial del país en el EPU. Expuso los diferentes esfuerzos que ha hecho el Estado colombiano para mejorar la situación de los derechos humanos. Además, hizo una breve explicación a los delegados del Comité sobre el panorama que vive Colombia y las diferentes dificultades que se han presentado por cuenta del desarme de las Farc y su reincorporación a la vida civil. “Como Estado reconocemos que la firma del Acuerdo no es la paz en sí misma, sino un paso necesario y definitivo para la construcción de una sociedad más justa y equitativa”, señaló Rivera durante su intervención.

Entre algunas cifras que recordó el jefe de la delegación, resaltó varias que resultan claves: por ejemplo, que 2017 fue el año con la tasa de homicidios más baja en los últimos 42 años, y durante el último año se han vinculado más de 6.000 familias en programas de sustitución de cultivos ilícitos. “Si bien son múltiples los retos que enfrentamos, la disminución de los índices de violencia y la implementación del Acuerdo ponen de presente que la paz es la mejor garantía de no repetición”, agregó el ministro. A las palabras del funcionario le siguieron las intervenciones de los delegados que participaron del examen, uno de los momentos más importantes de la sesión. En total, intervinieron 95 países de los 193 que hacen parte del Comité de Derechos Humanos.

(Le puede interesar: Colombia, al tablero en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU)

Fue una sesión dividida en tres partes y cada interviniente hizo sus recomendaciones sobre cuáles son los temas que, en su opinión, deben mejorar. Sin duda alguna, el más mencionado fue el que tiene que ver con las amenazas y asesinatos de líderes sociales, defensores de derechos humanos y reclamantes de tierras. Pero también fue usual escuchar discursos sobre la importancia de que el país refuerce sus políticas para eliminar el reclutamiento infantil; proteger los derechos de los niños y mujeres, garantizar que los altos niveles de impunidad disminuyan de inmediato; y la necesidad, casi urgente, de que se firme el protocolo facultativo a la Convención contra la Tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

Varias de las recomendaciones ya se habían escuchado en 2013, cuando Colombia presentó su último EPU. Pero en esta ocasión, fueron varios los países que expresaron su preocupación por la situación de los defensores y líderes sociales. Quizás las intervenciones más contundentes en esta materia fueron las de Alemania, Países Bajos y Estados Unidos. “Recomendamos que aseguren que activistas, defensores de los derechos humanos y otros líderes, especialmente en áreas rurales, estén igualmente y efectivamente protegidos en vista de los desafíos actuales que enfrenta la implementación del Acuerdo de Paz, asegurando, entre otras cosas, una presencia efectiva de las instituciones en todas las áreas del país”, pidió la delegación alemana.

(Puede leer: En dos años han asesinado a 282 líderes sociales)

En cuanto a la situación de las mujeres, uno de los discursos más contundentes fue el de Irlanda. La embajadora del país europeo no tuvo reparos en decir que la situación de violencia contra la mujer en Colombia es inaceptable. Por eso, la recomendación es que se ataje el problema de fondo y, además, también le pidieron que vigilen y que tomen las medidas necesarias para frenar el asesinato de líderes y defensores de derechos humanos. En total, fueron 28 las naciones que le pidieron el país medidas más contundentes para frenar las muertes, una situación que para la delegada de los Países Bajos se trata de un violación sistemática de los derechos humanos de esta población.

Una de las intervenciones más esperadas de la jornada fue la de Ecuador, pues todo apuntaba a que se iba a pronunciar sobre la delicada situación que se vive en la frontera. Y así fue. Aunque no mencionó ni la muerte de los tres periodistas de El Comercio, el secuestro de dos ciudadanos ecuatorianos, ni a alias Guacho, jefe de las disidencias de las Farc y quien sería el autor de estos crímenes, el embajador le recomendó a Colombia que refuerce sus intentos por proteger a la población de esta zona. Aunque no fueron muchas las intervenciones por el tema de la corrupción, la República de Corea aprovechó su turno para referirse a esta situación y le pidió al país que refuerce la transparencia en los procesos de licitación.

“Es un balance positivo”: Ministro Guillermo Rivera

Pese a que durante tres horas y media se escucharon hablar de las constantes violaciones a los derechos humanos y de la difícil situación que viven en todo el país, para el ministro Rivera no todo fue negativo. En todas las intervenciones en el EPU las delegaciones felicitaron a Colombia por haber firmado la paz con las Farc y por sus esfuerzos por seguir los diálogos con el Eln. Otro de los puntos celebrados fue el hecho de que se haya declarado constitucional el matrimonio igualitario y la adopción de niños por parte de parejas del mismo sexo, así como que existe un Código de Infancia y Adolescencia vigente en favor de la protección de los derechos de los niños. Para el ministro, el resultado del EPU es positivo.

El funcionario señaló, al finalizar el examen, que además de las felicitaciones por la insistencia del Gobierno de alcanzar la paz, hay un punto clave en la reivindicación de los derechos de las mujeres que fue aplaudido por varias naciones. Se refiere al hecho de que en Colombia se haya tipificado el delito de feminicidio hace dos años. El paso siguiente en el examen es la revisión de todas las recomendaciones, más de 280, por parte de la delegación colombiana para saber cuáles acepta y cuáles no. El resultado de esta revisión se conocerá el próximo 15 de mayo.

*El Espectador está cubriendo el EPU desde Ginebra, Suiza, gracias a una invitación de la Red Internacional de Derechos Humanos.