Así ocultaba el Clan del Golfo la cocaína en canecas plásticas para enviar al exterior