Atacan a Mayerlis Angarita, líder social de Montes de María, en Barranquilla

Angarita es directora de Narrar para Vivir, una organización de mujeres víctimas del conflicto armado en Montes de María. El escolta de la líder repelió el ataque. Uno de los atacantes habría resultado herido.

Mayerlis Angarita, directora de Narrar para Vivir.Cortesía.

El sábado, mientras se movilizaba en su camioneta blindada por Barranquilla, Mayerlis Angarita, líder social de Montes de María fue atacada. En el carro, además de Angarita, iban sus dos hijas y un sobrino de la directora de la organización de mujeres víctimas del conflicto Narrar para Vivir, en Montes de María.

Aunque no se descarta que se haya tratado de un atraco, han pedido investigar a fondo el hecho por las amenazas que se han intensificado contra Angarita en los últimos meses. Además, porque en el pasado Angarita ya ha sido víctima de varios ataques en su contra. El de este fin de semana no tuvo consecuencias en la integridad de Angarita, pues su escolta reaccionó ante el ataque.

(Lea aquí: Las mujeres que rompieron el silencio en los Montes de María).

Mayerlis Angarita, junto a Eleida Leiva y Katrin Martínez, creó, en 2000, la fundación Narrar para Vivir, en la que “que mediante los relatos y el trabajo comunitario ayuda a las mujeres a superar las secuelas de la guerra, a rehacer sus vidas y a ser autónomas”. En 2015, Angarita quiso llegar a la Alcaldía de San Juan Nepomuceno (Bolívar); un día antes de las elecciones, sufrió un atentado, para el momento, era el tercero en su contra.

Hace pocas semanas, durante un foro organizado por Colombia 2020, Angarita había alertado sobre el riesgo que corre su vida: “Este gobierno (del presidente Iván Duque) no tiene voluntad de proteger a los líderes en el país, no la tiene. Hoy tenemos que exhortar al presidente para que se reúna con los líderes de este país, porque somos nosotros los que conocemos el territorio, quiénes nos están matando y cómo solucionarlo”.

(También: ONU lanza alerta por aumento líderes sociales asesinados en Colombia).

“Todavía estamos solicitando que la ministra nos escuche, que nos atienda en su oficina. Es que no hay voluntad de escucharnos. Las mujeres estamos allá, no nos quiten la alegría ni tampoco la voz fuerte. Ellos tienen miedo, le tienen miedo a la protesta pacífica y a que estemos juntas y por eso, nos están matando, porque defendemos la paz, porque reconstruimos al territorio, porque queremos llegar también al poder y a la política”, añadió en esa ocasión.