Atentados de las Farc demuestran violación al Derecho Internacional Humanitario: Defensoría

Insisten en que es necesario que las Farc hagan demostraciones de paz y que excluyan a la población civil de esta confrontación.

Defensoría del Pueblo / Archivo Particular

La Defensoría del Pueblo advirtió que la arremetida de las Farc - desde cuando se suspendió el cese al fuego unilateral con al menos 20 acciones terroristas contra la población civil - demuestra una abierta violación al Derecho Internacional Humanitario.

La entidad pública encargada de defender los derechos humanos insiste en que es necesario que las Farc comiencen a hacer demostraciones de paz como el respeto a los derechos humanos de quienes son ajenos al conflicto armado, esto como mecanismo en favor de las víctimas además del anuncio de la Comisión de la Verdad.

Por esto sugiere que los países garantes para el proceso de paz que se lleva a cabo en La Habana, podrían jugar un papel preponderante para que la guerrilla excluya a la población civil de la confrontación y asuma la obligación de acatar esa normatividad internacional, mientras se desarrollan las negociaciones.

Finalmente dice que si las Farc continúan actuando como lo viene haciendo, desacreditan el proceso de paz y además aumenta el número de víctimas, que actualmente está en 7 millones 438.000 reconocidas oficialmente por el Gobierno.

Los últimos hechos terroristas de este grupo armado generaron una emergencia ambiental en Puerto Asís, Putumayo, por el vertimiento de 200.000 galones de crudo; daños provocados a varias viviendas al activarse un artefacto explosivo contra la estación de policía en Leyva, Nariño; y el atentado del fin de semana contra el acueducto de Algeciras, Huila. Esto sin contar las graves heridas que sufrió un niño de 11 años al pisar una mina antipersonal en zona rural del Valle de Guamuez.

Por el momento, la Fiscalía General abrió investigación por los hechos registrados el pasado lunes, cuando guerrilleros de las Farc habrían obligado a 19 conductores que transportaban petróleo crudo a abrir las válvulas de los tanques para regar el hidrocarburo que cayó en varias fuentes hidrícas en zona rural de Puerto Asís (Putumayo). Los responsables tendrán que responder por los delitos de terrorismo y daño ambiental.