Atentan contra otra lideresa social en Cartagena

Se trata de Cleiner Almanza, líder de la comunidad desplazada en esa ciudad. Denunció que hombres armados entraron en su vivienda en la mañana de este sábado. Su escolta presenta otra versión de los hechos.

Cleiner Zapata (centro), es una de las líderes de desplazados más visibles del país. / Foto: Archivo.

Un nuevo hecho de violencia contra líderes sociales y defensores de derechos humanos vuelve a sacudir al país. Se trata del atentado que ocurrió en la mañana de este sábado 26 de noviembre contra Cleiner Almanza, defensora de los derechos de las comunidades desplazadas, quien tiene medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos desde el año 2012.

En un audio que la misma Almanza difundió entre las organizaciones sociales, ella relata lo ocurrido en su casa en Cartagena, en el barrio Juan Pablo II. “El atentado fue en mi casa. Llegaron los tipos, que desde anoche estaban haciendo ronda, pero la cámara que tenemos no sirve. Anteriormente se veía, pero ya no”, dice Almanza en el audio.

“Ayer llegué a mi casa y me di cuenta de que llegaron unos tipos armados en una camioneta, porque yo duermo es en la sala, porque desde lo que me pasó en 2012 yo le tengo miedo a la oscuridad”, prosigue. Con "lo que le pasó en 2012", Almanza se refiere a la violación que sufrió en Bogotá ese año, la cuarta en su vida. Todas las agresiones sexuales que ha sufrido han ocurrido como represalia a su activismo social.

De hecho, en esa visita a la capital colombiana Cleiner Almanza estaba haciendo los trámites para que le asignaran un nuevo escolta, debido a la magnitud de las amenazas que desde hace varios años se ciernen sobre ella. A pesar de ello, eso no evitó que en la noche del 23 de enero de 2012, desconocidos la montaran a un taxi y en un lugar desconocido abusaran sexualmente de ella.

El relato sobre la más reciente agresión en su contra continúa: “A mí me han venido amenazando desde hace rato, es lo que yo vengo diciendo, pero nadie tiene que ver en lo que yo digo. Yo yo sé que me mandaron a matar los mismos que ese día (en 2012) me mandaron a decir que me abriera, que ellos no me mataban porque me tenían en la buena pero que me abriera. Yo sé que fueron los mismos que fueron a matar al escolta y a mí”.

En la casa se encontraban los cuatro hijos de Cleiner Almanza, todos menores de edad. No obstante, es su hija mayor, de 14 años de edad, quien presencia lo ocurrido. “Esos tipos entonces se fueron pa’ dentro de la casa, y mis hijos brincando cuando vieron a esos tipos con las pistolas afuera, y mis hijos brincando y llorando, eso fue horrible. Y comenzaron a hacer disparos y fue cuando el escolta hizo disparos también”, relató Almanza, visiblemente afectada.

No obstante, su relato, que coincide con el de su hija, fue desmentido por su escolta, quien ante la Unidad Nacional de Protección (UNP) señaló que lo que realmente ocurrió fue que anoche lo iban a robar y que para defenderse, él terminó matando al ladrón. Aún no no hay claridad sobre lo ocurrido, ni hay noticias sobre una persona muerta en razón de un robo. El Espectador intentó comunicarse con la Policía de Cartagena, pero esta no contestó.