Autodefensas Gaitanistas de Colombia envían panfleto amenazante a líderes sociales

En el comunicado, el grupo delincuencial reitera el uso de las armas como defensa y nombra a siete líderes sociales de diferentes zonas del país.

El Clan del Golfo surgió de los grupos paramilitares de ultraderecha desmovilizados en 2006 y llegó a tener 4.000 miembros. Archivo partícular

A través de un comunicado, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) reafirmaron que continuarán con el uso de las armas y amenazaron abiertamente a siete líderes sociales de diferentes zonas del país. En el panfelto la banda delincuencial señaló que su voluntad es “seguir construyendo con las armas el equilibrio social tan anhelado por los ciudadanos de bien, que procuramos cada día establecernos en una Colombia igualitaria y libre”.

Los siete líderes sociales fueron abiertamente amenazados en el panfleto pues la banda criminal señaló que detendrá su intervención en las zonas, “no permitiremos que simpatizantes guerrilleros continúen más con sus oscuros propósitos y nefastos actuares”. 

Dentro de la comunicación fueron nombrados: Rosemary Betancourt, presidenta de la Federación Comunal Caquetá; Guillermo Cardona, líder comunal del departamento del Huila; Diego Buitrago, integrante de la Unión Patriótica en Risaralda; Ceferino Mosquera presidente de la Asociación de Juntas Comunales del Valle; Jaime Gutiérrez, presidente de Asojuntas del corregimiento La Marcada; Marta Maldonado, presidenta de Asojuntas en Cúcuta y Niria Brito, presidenta de la Federación Comunal del departamento de La Guajira,

Lea: La hora cero para el sometimiento de las bandas criminales

Aunque la comunicación está circulando a través de las redes sociales, aún no ha sido publicada en la página oficial de las Autodefensas Gaitanistas y tampoco en su cuenta oficial de Twitter.

En julio de 2018, las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, también conocidas como el Clan del Golfo, fueron los primeros en acogerse a la Ley de sometimiento propuesta por el saliente gobierno del Juan Manuel Santos. Para entonces, el proceso entre ese grupo armado y el Gobierno Nacional alcanzó una fase exploratoria. Las AGC ya contaban con representantes jurídicos y con un apoyo por parte de la Iglesia Católica.

Sin embargo, la Ley de sometimiento con bandas criminales fracasó luego de esperar el plazo de seis meses para el desmonte de dichos grupos armados ilegales sin resultados positivos. 

Lea: Clan del Golfo iniciará sometimiento colectivo a la justicia: Santos

El Clan del Golfo surgió de los grupos paramilitares de ultraderecha desmovilizados en 2006 y llegó a tener 4.000 miembros. Según el Ministerio de Defensa, ahora se redujo a unos 1.800 tras una ofensiva lanzada en 2015 por las autoridades.

El Clan del Golfo es la organización ilegal más grande del país. Los operativos contra esta organización criminal dedicada al narcotráfico, la extorsión y otros delitos, han sido decisivos. Por ejemplo, a finales del año pasado, cayó muerto Roberto Vargas Gutiérrez, alias Gavilán, segundo al mando de este grupo, que operaba en Córdoba, Sucre y el Bajo Cauca antioqueño. Asimismo, se han asestado otros golpes que han afectado la estructura en los últimos meses.