Avanza consejo de seguridad en Nariño tras ataque de las Farc

Tras otro ataque de la guerrilla en Nariño que dejó un policía muerto, se realiza en estos momentos un consejo de seguridad liderado por el ministro de Defensa.

Foto: Twitter @FuerzasMilCol

Por los hechos terroristas ocasionados por las Farc en el departamento del Nariño, el saliente ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, lidera el consejo de seguridad extraordinario que se realiza en el municipio de Córdoba, en Nariño.

El concejal del municipio, Javier Bismac, hizo un llamado a las Fuerzas Militares y expresó su preocupación “por la situación que estamos viviendo porque eso pasó hace 15 años y las Farc no van a dejar de venir a Córdoba”.

En este consejo de seguridad también se encuentra el general Rodolfo Palomino, director de la Policía Nacional y el comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez.

Por su parte el presidente Juan Manuel Santos ha dicho desde Roma que las Farc ha vuelto a realizar ataques terroristas porque ya no tiene la capacidad para enfrentar a la fuerza pública. Entre tanto, el enfermero Gustavo Moncayo y el patrullero Leonardo Álvarez, sobrevivientes de la emboscada del día de ayer, se recuperan de sus heridas en los centros de salud de Ipiales y Pasto.

El presidente Juan Manuel Santos, pidió este sábado a los militares "arreciar" las acciones contra las FARC en medio de la arremetida que desarrolla esa guerrilla, que ha dejado cinco uniformados muertos y afectaciones a la población civil y el medio ambiente.

En declaración a periodistas desde Roma, en medio de una gira por Europa, Santos aseguró que tras los ataques guerrilleros "la orden para las Fuerzas Militares es arreciar, es mantener la ofensiva militar, es combatir en todas las formas este terrorismo".

El viernes dos policías murieron en un ataque atribuido a las FARC en el departamento de Nariño (suroeste), cercano a la zona donde el jueves fallecieron otros tres uniformados en lo que las autoridades describieron como un asalto con explosivos y ráfagas de fusil de esa misma guerrilla