Beneficiario de AIS asegura que no aportó dinero a campaña de Andrés F. Arias

Juan Manuel Dávila Fernández de Soto indicó que no conocía al exministro cuando presentó los proyectos agrícolas para beneficiarse con subsidios de AIS.

Ante la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, el empresario samario Juan Manuel Dávila Fernández de Soto aseguró que en ningún momento tuvo contacto o contó con alguna asesoría por parte del exministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias en el marco del proceso de la presentación de proyectos para acceder a subsidios del programa Agro Ingreso Seguro.

Dávila Fernández de Soto manifestó que en ningún momento tuvo contacto con el exjefe de la cartera de Agricultura u otras personas relacionadas con el Ministerio con el fin de recibir subsidios agrícolas del programa AIS.

El empresario samario, ante las preguntas del abogado de Arias Leyva, aseguró que durante la etapa previa o la ejecución de los proyectos de AIS nunca recibió ningún mensaje o comunicación, propuesta o indicación directa por parte del ministro de Agricultura o personas cercanas.

Igualmente aseguró que solamente fue después de que estalló el escándalo que tuvo tres conversaciones con el exministro, dos presenciales, con el fin de hablar sobre el tema puesto que no entendía por qué si se habían presentado los proyectos en “franca lid” estaban inmersos en dicha polémica.

En esos encuentros, Arias Leyva les solicitó que no hablaran con los medios de comunicación puesto que él iba a responder por las presuntas irregularidades en la entrega de subsidios agrícolas.

El empresario samario manifestó además que no aportó dinero a la campaña presidencial de Arias Leyva por el partido Conservador.

La presentación de los proyectos

Durante su intervención, el exministro de Agricultura le manifestó a la Sala Penal del alto tribunal la forma en cómo se presentaron los proyectos de riego y drenaje para resultar beneficiados con los subsidios para la hacienda de su familia ubicada en el municipio de Algarrobo, Magdalena.

En este sentido indicó que las personas que querían acceder a estos beneficios “hicieron lo que les dijeron que hicieran”, manifestando que en ningún momento se les advirtió que habían limitaciones, ni que una persona no podía presentar más de un proyecto o que un predio fuera beneficiado con más de un subsidio.

“A nosotros nos buscaron y nos propusieron inscribirnos para aspirar a los subsidios. Nosotros no los buscamos a ellos”, aseguró Dávila haciendo referencia a un grupo de funcionarios del Instituto Iberoamericano para la Cooperación Agrícola (IICA) quienes les explicaron a los interesados la forma en qué debían presentar los proyectos.

Después de que estalló el escándalo tras la publicación de la Revista Cambio se reunión con diferentes funcionarios del Ministerio de Agricultura y el IICA con el fin de exponerles su preocupación puesto que los nombres de miembros de su familia y su entonces pareja sentimental, Valerie Domínguez aparecían en dicho escándalo.

“En un encuentro en la casa de José Felix Lafourie (presidente de Fedegán) me preguntaron cómo había sido el proyecto de riego. Ahí estaban Andrés Fernández (ministro de Agricultura), Juan Camilo Salazar (exviceministro de Agricultura) y otros funcionarios del Ministerio de Agricultura y la entonces campaña de Arias Leyva”, precisó.

Según el empresario las personas que asistieron a dicho encuentro le dijeron que “las comunicaciones fueron claras y que nunca habíamos engañado al Gobierno”, indicó el testigo ante las preguntas de la defensa del exministro, quien es procesado por su presunta participación en los delitos de peculado por apropiación a favor de terceros e interés indebido en la celebración de contratos.

“Me dijeron que era parte de una persecución política. Desde el primer día sabíamos que todos los beneficiaros estábamos siendo perseguidos. Todo fue por la campaña electoral en el partido Conservador”, precisó.

Temas relacionados