Bernardo Moreno fue trasladado a su residencia para que cumpla condena por "chuzadas"

El exsecretario general de la Presidencia de la República fue condenado a ocho años de cárcel por la Corte Suprema de Justicia.

Después de tres días de estar recluido en un calabozo del búnker de la Fiscalía General, en la noche de este lunes llegó la boleta para hacer efectivo el traslado a su lugar de residencia al exsecretario general de la Presidencia de la República, Bernardo Moreno Villegas quien fue condenado a ocho años de prisión domiciliaria por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia por su participación en el escándalo de las “chuzadas”.

En repetidas oportunidades la defensa de Moreno Villegas manifestó que por la falta de unos papeles no se pudo hacer efectiva la decisión del alto tribunal que le otorgó el beneficio de la detención domiciliaria al considerar que a lo largo del juicio, que duró tres años, tuvo un buen comportamiento, ser padres cabeza de familia y haber pagado de manera anticipada la multa interpuesta por la Corte Suprema.

En una carta enviada al director del CTI Julián Quintana, el exfuncionario aseguró que “fue objeto de un muy buen trato, por parte de todos los funcionarios que tuvieron mi custodia durante los días de estadía en las dependencias de la Fiscalía General. Agradezco a ellos su trato amable y colaboración”.

En la tarde del pasado jueves le practicaron los exámenes médicos al exfuncionario quien tendrá que utilizar un brazalete electrónico por lo que firmó un acta de buen comportamiento. La Corte Suprema determinó que conocía y tenía acceso de primera mano a la información privilegiada recolectada por los agentes el organismo de seguridad por orden de la entonces directora, María del Pilar Hurtado Afanador para crear una campaña de desprestigio en contra de este grupo preseleccionado de personas.

Bernardo Moreno Villegas fue condenado como autor del delito de concierto para delinquir, determinador de varios delitos de violación ilícita de comunicaciones y autor de un delito de abuso de función pública y autor de varios delitos de abuso de autoridad por actos arbitrarios e injustos.