Bernardo Moreno rindió indagatoria ante la Fiscalía por reelección de Álvaro Uribe

El exsecretario general de Presidencia es investigado por su presunta participación en los delitos de concusión y tráfico de influencias.

Ante el despacho del vicefiscal General rindió indagatoria en la mañana de este martes el exsecretario de general de Presidencia, Bernardo Moreno Villegas en el marco del proceso que se le adelanta por presuntamente haber ejercido una presión para el nombramiento de personas cercanas al entonces congresista Tony Jozame en contraprestación a su apoyo al proyecto de reelección presidencial para el año 2006.

En la diligencia, que duró cerca de cuatro horas y media el exfuncionario respondió preguntas relacionadas con las denuncias hechas en su contra sobre el ofrecimiento de dádivas y comisiones para favorecer el proyecto que se debatió y aprobó, en medio de una gran polémica, en el Congreso de la República y que dio inicio a la denominada ‘Yidispolítica’.

A su salida el abogado Jaime Granados, quien defiende los intereses de Moreno, manifestó que su cliente siempre ha estado dispuesto a atender los llamados de las autoridades judiciales “y confía en que cuando concluyan estos procedimientos, las pruebas que se van a practicar y los alegatos que se van a presentar se tome una decisión a su favor”.

El jurista no dio detalles sobre las preguntas que se le hicieron a su defendido en la diligencia manifestando que existe una reserva sumarial, sin embargo manifestó que espera en un tiempo prudencial y razonable la Fiscalía General ponga fin a esta investigación.

“Se han presentado pruebas y se presentarán más. Cuando termine la Fiscalía tomará la decisión en derecho”, precisó Granados Peña al indicar que el ente investigador le ha ofrecido todas las garantías en este caso.

Moreno Villegas fue señalado por el exdirector de la Escuela Superior de Administración Pública (Esap) y exgobernador de Caldas, Guido Echeverry, quien aseguró que recibió presiones del exalto funcionario de la Presidencia para que nombrara a personas cercanas al excongresista Tony Jozame en la entidad.

"Moreno me comentó que se necesitaba hacer ese nombramiento porque algún parlamentario no estaba satisfecho con el tratamiento burocrático que se estaba dando en el departamento de Caldas, y que eso ponía en riesgo la mayoría en el Congreso en temas importantes", manifestó Echeverry en su declaración ante la Fiscalía en 2009.

Sin embargo, Echeverry se negó a acceder al nombramiento, razón por la cual Bernardo Moreno le habría solicitado a Fernando Grillo, entonces director del Departamento Administrativo de la Función Pública, que le pidiera la renuncia, la cual se realizó a finales de 2004.

A su vez la Fiscalía General intenta esclarecer si el ex secretario general de la Presidencia ofreció varias notarías en Bogotá y otras ciudades a estas personas como parte del acuerdo allegado con Jozame.

El exfuncionario enfrenta un proceso en la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia por las denominadas llamadas 'chuzadas' del DAS, por los delitos de concierto para delinquir agravado, abuso de función pública y violación ilícita de comunicaciones,