Por contrato de estabilidad jurídica

Bula enreda a exviceministro Pico

El principal testigo del escándalo de Odebrecht contó que el senador Bernardo Elías le aseguró que le pagó $50 millones al exviceminsitro Luis Miguel Pico. La Fiscalía busca su declaración al respecto.

El exsenador Otto Bula, testigo de la Fiscalía en el escándalo de Odebrecht. / Cristian Garavito - El Espectador

El contrato de estabilidad jurídica firmado entre el Ministerio de Transporte y Odebrecht, que eximía a la constructora brasileña de pagar más impuestos a partir de 2013 por la reforma tributaria, tiene enredados a varios congresistas. La Fiscalía tiene información de que habrían aceptado sobornos para acelerar la firma de ese documento que los blindaba frente a las normas del impuesto al patrimonio, en caso de que el convenio sufriera modificaciones en el futuro, y así se lo hizo saber ya a la Corte Suprema de Justicia pidiéndole que indague en este asunto. (En contexto: Fiscalía pide a la Corte investigar a Armando Benedetti por el escándalo de Odebrecht).

En una nueva declaración entregada ante la Fiscalía el pasado 2 de noviembre, el exsenador Otto Bula, principal testigo del organismo investigativo en este episodio de corrupción, dijo a los investigadores que el exviceministro de Agricultura Luis Miguel Pico habría sido beneficiario de un soborno de $50 millones por parte de Odebrecht, para facilitar la aprobación del contrato de estabilidad jurídica. “Bernardo Elías me aseveró que a Pico le pagaron en efectivo acá en Bogotá, creo que la suma de $50 millones en efectivo”, señaló Bula.

En la misma declaración, el exsenador Otto Bula comentó que la aprobación de dicho convenio estaba a cargo de la exministra de Transporte Cecilia Álvarez, quien ya rindió interrogatorio por este caso. Bula sostuvo que la colaboración de congresistas fue clave para lograr la aprobación, pero todos eran manejados por el senador Bernardo Miguel Elías. “Respecto a los congresistas (según), lo que me contaba el senador Elías, eran más congresistas de las comisiones de presupuesto”, agregó.

Otras declaraciones

Este es el segundo señalamiento contra el exviceministro Pico. El abogado Gabriel Dumar Lora, preso por este escándalo, por los delitos de lavado de activos y enriquecimiento ilícito, también señaló al exviceministro Luis Miguel Pico como colaborador de Odebrecht. “Ñoño Elías me dijo en ese momento que iba a llamar a Pico porque le había mandado $50 millones para que ayudara en Presidencia, para que a mí me dieran una cita con el presidente. Elías se sentía ‘perseguido’ para hacer el lobby”.

Fuentes del ente investigador le indicaron a este diario que, a la fecha, se está realizando la recolección de pruebas para determinar si hay razones válidas para imputarle cargos al exviceministro Pico, pues los testimonios de Bula y Dumar, que serían de oídas, no son prueba suficiente para abrir una investigación formal. “Al momento no se ha recibido la declaración del senador Bernardo Elías, se está indagando en conseguir más pruebas. En declaraciones, el exviceministro ha negado la participación en estos hechos. La investigación continúa”, dijeron investigadores.

La Procuraduría, por su parte, adelanta una indagación preliminar en contra de Luis Miguel Pico en relación con posibles irregularidades alrededor de la adición del tramo Ocaña-Gamarra al contrato de la Ruta del Sol 2, a cargo de Odebrecht, Episol (de Corficolombiana) y el grupo CSS Constructores. La Procuraduría quiere establecer si recibió algún tipo de prebendas por parte de particulares “interesados en dicha adición, o por parte de funcionarios estatales”. También se busca determinar si el viceministro “tuvo alguna relación, interés o conocimiento de un presunto financiamiento a las campañas presidenciales por parte de la firma Odebrecht en el año 2014”. (Le puede interesar: Indagación disciplinaria contra viceministro de Agricultura por caso Odebrecht).

Desde el primer señalamiento en su contra, Pico ha dicho que está dispuesto a colaborar con la justicia para demostrar que se trata de un error y de “argumentos infundados”. Incluso puso a disposición de la Fiscalía sus declaraciones de renta y extractos bancarios para que verifiquen su patrimonio.

Si la Fiscalía llegara a encontrar más evidencias, el nombre de Pico podría sumarse a los de los congresistas Armando Benedetti, Musa Besaile, Bernardo Miguel Elías, Antonio Guerra de la Espriella y Álvaro Ashton. El pasado 15 de noviembre, el ente investigador pidió a la Corte Suprema de Justicia investigarlos por presuntamente favorecer a Odebrecht con el mencionado contrato de estabilidad jurídica. Los congresistas, al parecer, formaban parte de un grupo el que los brasileños llamaban “Los Buldócer”.

“Gracias a la gestión de los senadores ante las autoridades gubernamentales competentes, se habría obtenido la aprobación del referido contrato y su suscripción dentro del año 2012. La presión que se ejerció por este grupo de senadores a través de la reforma tributaria fue abriendo el camino para ir venciendo las distintas aprobaciones de una manera exprés, rápida”, señaló el ente investigador.

Según la información que tiene la Fiscalía, por dicho trámite los congresistas recibieron una comisión de éxito que habría alcanzado los US$2 millones, y la condición era que el resultado se obtuviera a más tardar el 31 de diciembre de 2012. El exsenador Otto Bula y el empresario Federico Gaviria habrían recibido US$500.000 cada uno. Benedetti, por ejemplo, ha rechazado haber sido integrante de tal grupo, pero queda en manos de la Corte Suprema establecer realmente si, por gestionar ese documento, otros funcionarios del Estado colombiano se corrompieron con dinero de Odebrecht.