Por el cartel de la toga

“Bustos no me recomendó en la Fiscalía”: Luz Mábel Parra

El Espectador conoció la declaración que rindió en la Comisión de Acusaciones la exfiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia, quien también se desempeñó como magistrada auxiliar de José Leonidas Bustos.

Luz Mabél Parra, exfiscal; y José Leonidas Bustos, expresidente de la Corte Suprema de Justicia. Cortesía Fiscalía y Archivo El Espectador

El magistrado José Leónidas Bustos tiene a cuestas una investigación formal en su contra en la Comisión de Acusaciones, señalado de, supuestamente, haber torcido expedientes en el alto tribunal junto con los exmagistrados Francisco Ricaurte y Camilo Tarquino, y con el hoy magistrado titular Gustavo Enrique Malo, a cambio de millonarios pagos. Bustos, en medio de su estrategia de defensa, pidió a los congresistas que interrogaran a ciertas personas: el fiscal general Néstor Huberto Martínez, la embajadora de Colombia en Panamá, Ángela Benedetti y a su exmagistrada auxiliar Luz Mábel Parra.

Hasta el pasado 29 de septiembre, Luz Mábel Parra se desempeñó como fiscal delegada ante la Corte Suprema de Justicia, uno de los cargos más sensibles dentro del ente investigativo. Su hoja de vida aparecía impecable, hasta el día en que fue señalada como supuesta ficha de su exjefe, el exmagistrado José Leonidas Bustos, en la Fiscalía de Néstor Humberto Martínez. La exfiscal y Bustos trabajaron juntos en la Corte procesos de parapolítica, como el del hoy candidato presidencial Germán Vargas Lleras, que fue archivado.

Por cuenta de esta petición, Parra fue citada el pasado 27 de octubre ante la Comisión de Acusaciones. El Espectador conoció los detalles de la diligencia en la que su principal interrogador fue su propio exjefe. Para empezar, le preguntó cuándo y cómo empezó a trabajar con él como magistrada auxiliar, durante qué lapso, y si en algún momento le ordenó algo irregular en desarrollo de un expediente.

“Al doctor José Leonidas Bustos lo conocí a mediados del mes de diciembre del año 2010, cuando me acerqué a su oficina para llevarle una hoja de vida con el fin de que me tuviera en cuenta para ocupar una vacante que había en el despacho que postulaba el doctor Leónidas para magistrado auxiliar de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia”, respondió Parra.

El exmagistrado Leonidas Bustos aprovechó para preguntarle si se sintió constreñida para llenar un cuestionario que él les entregó a sus subalternos cuando terminó su periodo. Ese podría ser el paz y salvo que, como reveló este diario con base en testimonios de otros exmagistrados auxiliares, Bustos les habría hecho firmar a quienes laboraban con él para tener una confirmación de que no fueron influenciados. “De ninguna manera, ese cuestionario fue enviado a los magistrados auxiliares a través de la Secretaría del despacho”, señaló la exfiscal.

Las preguntas cambiaron de tono cuando Bustos le preguntó a Parra por la relación que podría tener su exesposo, Gerardo Torres, conocido como “Yayo”, con Gustavo Moreno, con quien Torres trabajó como abogado de congresistas como Hernán Andrade. El exmagistrado le preguntó si ella conoció alguna vez que él, Bustos, le recomendó a “Yayo” procesos para que los asumiera. “Me contó él que, recién el doctor Leonidas lo conoció, le recomendó al abogado Gustavo Moreno. Se lo presentó como una persona brillante, un gran estudiante y profesional”. El pasado o 9 de octubre, Bustos se refirió de una manera muy diferente a Moreno al declarar en la Corte Suprema: “El doctor Moreno como que me perseguía, como que de pronto alguien le decía dónde estaba yo en algún evento, y allá se presentaba”. (Le puede interesar: “Gustavo Moreno me perseguía”: Leonidas Bustos

Parra continuó diciendo: “También le pregunté (a su exesposo) si él, como lo decía a la prensa, había recomendado a Moreno ante miembros del Congreso para llevar procesos. Me dijo que de ninguna manera. Una vez que mi expareja fue relacionada a través de Leonidas con Moreno, mi expareja tiene varios amigos en el Congreso con quienes él trabajó en esta corporación. Él los asesoraba en asuntos laborales y administrativos”.

Sin embargo, la exfiscal Parra reconoció ante la Comisión de Acusaciones que su exesposo “Yayo” Torres recomendó congresistas al exfiscal Luis Gustavo Moreno para que los defendiera. “En alguna ocasión, algunos de esos amigos le sugirieron o recomendaron a alguien, él recomendó a Moreno con algunos excongresistas. De los que yo le escuché hablar fue de Hernán Andrade y Londoño. No sé si habrá más. Pero esos escuché yo. El exgobernador Jorge Londoño, muy amigo de Héctor Gerardo de la universidad, de su tierra natal”.

Por último, Bustos confrontó a Luz Mabel Parra para que, bajo juramento, certificara si por él obtuvo el puesto en la Fiscalía como delegada ante la Corte Suprema. Ella negó el señalamiento, e incluso reconoció que fue su exesposo, Gerardo Torres, quién le ayudó. “Ingresé a la Fiscalía en el mes de septiembre del año 2016. Un cargo de libre nombramiento y libre remoción. Yo salí de la Corte Suprema de Justicia, trabajé unos meses en el Ministerio de Justicia, en unos temas relacionados con el proceso de los Acuerdos de La Habana; recuerdo que le pasé a mí a expareja unas cinco hojas de vida a ver si había alguna otra forma de ingresar a trabajar, porque el contrato no duraba mucho tiempo, de esa forma fui llamada por el coordinador de la Fiscalía delegada, tiempo después de haber llegado Néstor Humberto”.

Reuniones Sociales

En desarrollo de la diligencia el representante de la Procuraduría prefirió profundizar en la relación entre Gerardo Torres y el exmagistrado José Leonidas Bustos. La exfiscal reveló que fue en su cumpleaños en 2011 cuando los presentó, en medio de un homenaje en la casa del embajador de Estados Unidos.

Recordó que tuvieron otro encuentro social en la casa de la embajadora Ángela Benedetti . “Creo son las dos únicas reuniones sociales a las que fuimos con Martha Cristina (esposa de José Leonidas Bustos). Yo contaba con ella en las reuniones y estuvo el doctor Leonidas. No sé de otros encuentros”, declaró Parra, quien resultó siendo también muy amiga de la esposa del magistrado Bustos.

Por este gran escándalo de corrupción, conocido como el cartel de la toga, Luz Mábel Parra enfrenta una indagación preliminar en la Procuraduría, lo mismo que Martha Cristina Pineda, quien fue procuradora delegada. Aunque el organismo disciplinario aún no ha determinado si esta abogada de la Universidad Libre, con especialización en ciencias penales y criminológicas, tenga alguna responsabilidad en las acusaciones por corrupción, será la justicia la que deberá determinar su suerte.