“Bustos tenía injerencia y poder suficiente para resolver mi tema en la Fiscalía”: Alejandro Lyons

Así lo afirmó el exgobernador de Córdona, Alejandro Lyons desde Miami, en donde además dio detalle de cómo el exmagistrado Camilo Tarquino trabajaba para la red de corrupción.

Al exgobernador de Córdoba le habrían pedido $20.000 millones a cambio de intervenir en la investigación en su contra en la Fiscalía.Cortesía

Lo que le ha dicho a la Fiscalía el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, sobre cómo una supuesta red de abogados y magistrado le ofrecieron sus servicios para “ayudarlo” en un proceso en su contra, ha servido para entender detalles de como funcionaba el cartel de la toga. El exmandatario ha dicho todo lo que sabe a cambio de beneficios en su proceso.

Por eso, la Fiscalía lleva más de 20 días trabajando en un un acuerdo con Lyons. De acuerdo con Noticias Caracol, lo que han logrado negociar el exgobernador y el organismo investigador es que solo pagará 62 meses de prisión por el escándalo de corrupción en la gobernación, que habría costado no menos de $10.000 millones al erario de Córdoba.

Además, Lyons le aclaró a los fiscales que llevan su caso que lo acordado no puede ser modificado de ningún modo. Con esta aclaración, Lyons comenzó su declaración explicando cómo fue que terminó prestándole dinero al senador Musa Besaile para que pudiera pagarle a la red de corrupción que le había prometido detener una orden de captura en su contra. (En contexto: El “dossier” del político que hundió al fiscal anticorrupción)

Lyons le contó a la Fiscalía que en febrero de 2015 se reunió con Besaile y este le contó que magistrados de la Corte Suprema de Justicia le habían exigido pagar $2.000 millones, a través del exfiscal Gustavo Moreno, para “ayudarlo” en el expediente por parapolítica activo desde 2007 en el alto tribunal. (“Lyons está pidiendo dinero por callar”: exfiscal Gustavo Moreno)

Como ya lo explicó El Meridiano de Córdoba y la revista Semana, fue en ese momento que el senador le pidió dinero prestado al exgobernador. “Me dijo que si le podía dar $1.000 millones (...) Le respondí que le podía entregar lo que a él le correspondía por unos acuerdos que teníamos en algunos temas de corrupción administrativa, la suma de $600 millones”, declaró Lyons. (En contexto: Investigación contra Gustavo Moreno por corrupción aterrizó en la Corte Suprema)

Después de unos días, y con la ayuda de su asesor jurídico y amigo, Sami Spath, Lyons tenía listo el dinero en una tula. La Fiscalía le preguntó al exgobernador si sabía a dónde iba a parar ese dinero y él, sin titubear, contestó: “Tenía como destino los magistrados Leonidas Bustos y Francisco Ricaurte”. (¿Hasta dónde llegó la corrupción en la justicia?)

En la declaración de Lyons, además, divulgada por Noticias Caracol y la revista Semana, el exgobernador habló sobre cómo terminó hablando con el exmagistrado de la Corte Suprema, Camilo Tarquino, sobre el caso que tenía la Fiscalía en su contra. Dijo que la excongresista Muriel Benito Rebollo, condenada por parapolítica, fue la encargada de contactarlos pues era vieja amiga de Tarquino.

En las primeras reuniones entre Lyons y el exmagistrado, no ocurrió nada por fuera de lo normal. Eran, explicó el exgobernador, encuentros entre cliente y abogado para hablar sobre las investigaciones que la Fiscalía estaba desarrollando por las supuestas irregularidades en el manejo de las regalías en la gobernación de Córdoba. 

"Muriel Benito llamó a mi papá para que le enviáramos un dinero a Tarquino para él tener plata para un café, unos almuerzos, para moverse (...) Mi papá pregunta que cuánto y ella le dice $60 millones”, contó Lyons. El tono de las reuniones cambió súbitamente en el cuarto encuentro. Fue allí en donde Tarquino le dijo a Lyons que su situación en la Fiscalía era crítica.

“Me dice (Tarquino) que había hablado con magistrados de la Sala Penal, puntualmente con el Leonidas Bustos (...) Yo le pregunto qué tiene que ver Bustos, que es un magistrado de la Corte, con mi proceso en la Fiscalía. Él me responde con una sonrisa de manera irónica que no me preocupara por eso, que ellos respondían y que Bustos tenía injerencia y poder suficiente para resolver mi tema en la Fiscalía”, agregó Lyons en su declaración. (“Soy absolutamente inocente. Siempre fui probo y transparente”: exmagistrado Leonidas Bustos)

En ese momento, relata Lyons, Tarquino le pidió $20.000 millones para encargarse de todos los problemas que tenía en la Fiscalía. “Yo casi me desmayo cuando me dicen eso, me salgo como a un balcón o terraza que tiene él en su apartamento. Duré como cinco o diez minutos tomando aire, me dio impotencia, rabia. Retorno y le digo que no tengo ese dinero”, añadió Lyons.

Para mañana martes 3 de octubre está programada la audiencia de imputación de cargos en contra de Lyons por los delitos de concierto para delinquir, interés indebido en la celebración de contratos, celebración de contratos sin cumplimiento de requisitos legales, peculado por apropiación, y falsedad en documento público y privado. Es en esa misma audiencia se espera que la Fiscalía entregue el acuerdo en el que ha estado trabajando con Lyons.