Cae extraditable acusado de hurto de fondos federales

Gerardo Mosquera Mena es solicitado en extradición por el gobierno de Estados Unidos.

En la ciudad de Bogotá, la Policía capturó a Gerardo Mosquera Mena, solicitado en extradición por la justicia norteamericana por delitos relacionados con el hurto de fondos de ese país entre los años 2007 y 2009.


De acuerdo con las investigaciones Mosquera era el director ejecutivo de una organización sin ánimo de lucro dedicada a la educación y orientación de sectores humildes en el estado de Oregon, ubicado en el pacífico norte de los Estados Unidos.


Gracias a su éxito y a la acogida de habitantes de Portland (la ciudad más grande de Oregon) el gobierno decidió financiar con dineros públicos su asociación para expandir el objeto social a todo el Estado.


El gobierno norteamericano entregó más de un millón y medio de dólares a la fundación para costear los gastos de la adquisición de materiales y planta docente para garantizar el desarrollo efectivo de la inversión estatal.


Mosquera aprovechó la confianza ganada a través de la fundación para transferir más de US$ 1.700.000 a conocidos en Argentina, China y Colombia, para no despertar sospechas a su ingreso ante las autoridades aduaneras en nuestro país en agosto de 2009.


Para esa misma fecha, las autoridades federales detectaron un número de seguro social falso a través del cual se realizaron varias transacciones electrónicas a casas de cambio de dos países latinoamericanos y uno asiático. Al mismo tiempo, iniciaron las indagaciones para dar con el paradero de Gerardo Mosquera ya que el dinero nunca fue aportado a la fundación.


Con el dinero hurtado a la entidad, Mosquera abrió una comercializadora de productos alimenticios marinos en Cali; fue tanto su éxito que decidió abrir una sucursal en Bogotá. Su deseo de ampliar el negocio lo llevó a solicitar permisos sanitarios para comercializar los productos al extranjero. Fue allí donde se tuvo conocimiento de sus maniobras y de inmediato fue reportado ante las autoridades colombianas.


Gracias a las actividades de policía judicial los investigadores ubicaron el paradero de Mosquera cuando solicitaba un préstamo ante una entidad bancaria para instalar una sede de la comercializadora de alimentos ubicada en el barrio Santa Cecilia de la ciudad de Bogotá, que en la actualidad no está funcionando.


En 2010 la Corte de los Estados Unidos para el Distrito de Oregón mediante diligencia de acusación solicita a Gerardo Mosquera Mena para comparecer a juicio.
 

Temas relacionados