Cae 'narco' italiano en Medellín

Domenico Trimboli tenía circular roja emitida por la Interpol desde febrero de 2011 y se escondía en Colombia hacía dos meses.

Domenico Trimboli Pasquale, narcotraficante italiano.  / Policía
Domenico Trimboli Pasquale, narcotraficante italiano. / Policía

Fueron dos meses de operación conjunta entre las autoridades colombianas, italianas y la Interpol para capturar a Domenico Trimboli Pasquale, uno de los líderes de la mafia italiana, quien estaba escondido en Medellín. Desde febrero de 2011 el narcotraficante estaba prófugo de la justicia del país europeo, que lo había condenado a 12 años de prisión y a pagar una multa de 40.000 euros por delitos relacionados con el tráfico de estupefacientes. Además, la Interpol había emitido circular roja en su contra.

Trimboli Pasquale, nacido en Argentina pero criado y nacionalizado en Italia, llegó a la cima del poder delincuencial el 1º de julio de 2003, cuando se convirtió en el jefe de la banda criminal La Santa, un grupo que pertenece a la Ndragheta Calabresa —o Mafia Calabresa— que estaba encargado del microtráfico en las regiones de Piamonte y Calabresa (Italia). Esta mafia, que tomó fuerza en la década de los 90, es una de las organizaciones criminales más grandes de Europa y, según el Departamento de Policía de Italia, mueve alrededor de 44.000 millones de euros en la distribución y tráfico de cocaína en el viejo continente.

Además, la Mafia Calabresa es considera una de las más antiguas organizaciones que aún existen en Italia y que se financian no sólo con el narcotráfico, sino también con el tráfico ilegal de armas, creación de redes de prostitución y la extorsión. Asimismo, la justicia italiana ha manifestado en repetidas oportunidades que una de sus principales formas para legalizar los dineros provenientes de las actividades ilícitas ha sido la construcción de obras públicas.

La Dijín, en colaboración con los Carabinieri —Policía militarizada de Italia— logró dar con el paradero del narcotraficante gracias a los reportes de migración, ya que en un principio se creía que estaba en Buenos Aires (Argentina). Fue entonces que la Interpol y la Policía Nacional determinaron que el hombre de 59 años estaba viviendo con su hijo en Medellín. “Inmediatamente informamos a las autoridades italianas y se realizó la captura de Trimboli”, le contó a este diario un capital de la Dijín que coordinó el operativo.

La ministra del Interior italiana en funciones, Annamaria Cancellieri, agradeció públicamente a Colombia por lograr la captura de Trimboli Pasquale, quien era uno de los más perseguidos por la justicia del país europeo: “Ayudaron a la justicia italiana a capturar uno de los mafiosos más buscados y peligrosos del país”. Según informaron miembros de la Policía, el proceso de extradición del mafioso italiano podría demorarse alrededor de seis meses, por los trámites judiciales. Sin embargo, manifestaron que la idea es tomar una medida migratoria de expulsión para agilizar el proceso y que la próxima semana Trimboli esté de regresó en su país.

A pesar de que se comprobó que el ‘narco’ tenía contactos con organizaciones criminales en países europeos y latinoamericanos para el envío de cocaína a Italia, no se encontró que tuviera problemas jurídicos en otras naciones. Las autoridades colombianas fueron enfáticas en afirmar que en Domenico Trimboli Pasquale no tiene cuentas pendientes con el país, porque supuestamente se dedicaba al tráfico de estupefacientes sólo en Italia.

[email protected]

@SantsMartinez

Temas relacionados