Cae red que enviaba a colombianas hacia el continente asiático

La Policía capturó a nueve integrantes de esa organización dedicada a la trata de personas.

Nueve personas, integrantes de una red criminal dedicada a la trata de personas desde Colombia hacia el continente asiático, fueron capturadas en desarrollo de una operación de la Dijin en el departamento del Vale del Cauca.

Las capturas se produjeron en los municipios de Buga, Cerrito y Cartago en el departamento del Valle del Cauca.

Luego de una serie de actividades de policía judicial, ordenadas por la Fiscalía General de la Nación, se logró la identificación y ubicación de los principales cabecillas de la red transnacional de trata de personas.

Se trata de alias ‘María’ y alias ‘La Mona’ quienes tenían bajo su mando a hombres y mujeres para que a través de engaños reclutaran a mujeres jóvenes y de escasos recursos en sectores deprimidos de los municipios de Candelaria, Cerrito, Buga y Cartago (Valle del Cauca) con falsas promesas de empleos y jugosos salarios.

La investigación puso al descubierto que varios integrantes de la organización delincuencial pertenecen a una misma familia y que emplearon este vínculo para engañar a las jóvenes que contactaban.

“Tan pronto la estructura delincuencial tenía reclutada a las jóvenes organizaba todo el trámite legal y migratorio para enviarlas a Europa y de allí hasta los destinos finales de Filipinas, Indonesia y Malasia. Una vez allí, los otros delincuentes despojaban a las mujeres de los pasaportes, las encerraban en discotecas, obligándolas a trabajar extensas jornadas laborales que incluían la prestación de servicios sexuales”, señaló el director de la Policía, general Rodolfo Palomino.

El alto oficial confirmó que una de las víctimas que fue repatriada presenta problemas siquiátricos a raíz de los maltratos físicos, verbales y las sustancias ilícitas que le suministraban para que “produjera al máximo”, según los términos empleados por los antisociales.

Cerca de 14 mujeres aparecen como víctimas del delito de trata de personas y explotación sexual de la organización delincuencial. La Policía hizo un llamado a la comunidad, en especial a las jóvenes, para que no se dejen engañar ni crean en falsas promesas de empleo en el extranjero.