Cae red que usaba a jóvenes mexicanos y dominicanos para sacar droga del país

Las investigaciones indican que los foráneos ingerían las cápsulas de estupefacientes o escondían las sustancias en maletas doble fondo. La modalidad es denominada por la Policía como "tráfico hormiga". En los terminales aéreos de Bogotá y Palmira es donde más se presenta esta situación.

Referencia / Archivo Policía.

En un operativo de la Policía Nacional en Bogotá fueron capturadas cinco personas, señaladas por las autoridades de reclutar, preparar y enviar personas con droga al exterior. Las investigaciones de la entidad indican que nueve personas de nacionalidades mexicana y dominicana, ingirieron cápsulas de estupefacientes o los escondían en maletas doble fondo, en una modalidad denominada por la Policía como "tráfico hormiga".

Este tipo de operación ha sido detectada por las autoridades en los aeropuertos internacionales del país, especialmente los de Bogotá y Palmira. En estas dos terminales aéreas se ha dado un fuerte incremento de extranjeros capturados por nexos con narcotraficantes. Los primeros indicios de la Policía atribuyen la responsabilidad de estas operaciones a una red criminal que estaría asociada con carteles de droga de México.

Los operativos de la Policía llevan dos años. En ese tiempo, la Dirección Antinarcóticos de la entidad estableció que la estructura desmantelada se encargaba de instrumentalizar a ciudadanos de México y República Dominicana, con edades entre 20 y 30 años y generalmente universitarios, a quienes convencían para que regresaran a sus países con cocaína que llevaban escondida en maletas doble fondo. La otra modalidad para el transporte era la tradicional ingesta del alcaloide, y en total los casos asociados a esa red suman algo más de 21 kilos de cocaína que intentaron pasar.

Durante esos dos años la Policía atendió nueve casos, ocho en el aeropuerto ElDorado de Bogotá y uno el Alfonso Bonilla Aragón de Palmira. Los nueve casos (cinco de ciudadanos dominicanos y cuatro de mexicanos) arrojaron las pistas necesarias para la identificación y ubicación de los integrantes de la organización narcotraficante en Colombia. Una vez hallados, todos los integrantes de la red fueron capturados, en procedimientos realizados en el occidente y sur de Bogotá. En total fueron capturadas cinco personas (tres mujeres y dos hombres), que deberán responder por los delitos de concierto para delinquir y tráfico de estupefacientes.

Quien lideraba la red era una mujer, conocida como ‘Ana’, quien es la señalada de recibir los correos humanos que llegaban de República Dominicana. Los primeros indicios apuntan a que ‘Ana’ también coordinaba la estadía de los extranjeros en hoteles del centro de Bogotá, y los hacía pasar como turistas, mientras definía cómo iba a devolverlos a su país con la droga. La mujer fue ubicada en un sector residencial exclusivo de Bogotá, donde vivía en una casa arrendada, para no levantar sospechas de su actividad ilegal. El elemento que más llamó la atención de las autoridades durante el allanamiento fue la presencia de varios elementos de hechicería.

Otra de las mujeres detenidas, conocida como ‘Wendy’ o ‘Maca’, era quien se encargaba de los ciudadanos provenientes de México. ‘Francy’, la tercera mujer de la red, se encargaba junto a ‘Chalo’ del diseño de técnicas de empaque para camuflar los cargamentos de cocaína, mientras ‘Beto’, el último sujeto de la red, era el encargado del manejo de las finanzas de la estructura criminal. ‘Beto’ también era quien conseguía los estupefacientes y coordinaba el envío.

La Policía Nacional anunció que continuarán con las investigaciones, y tendrán apoyo de las autoridades mexicanas para intentar localizar a los contactos de la organización criminal en ese país. En lo corrido del año, los diversos controles antinarcóticos de la Policía han permitido la captura de 182 personas en las terminales aéreas del país por tráfico de drogas: 150 han sido colombianos, y 32 extranjeros, entre los cuales hay 12 mexicanos y cinco estadounidenses.