Caen 31 delincuentes en el nordeste y oriente antioqueño

Según la Policía, los detenidos serían responsables de múltiples homicidios, desplazamiento forzado, tráfico de estupefacientes y extorsión

Mediante 22 órdenes de allanamiento se pudieron capturar a los presuntos delincuentes.Policía Naconal

 En la madrugada de hoy, en una operación en la que se emplearon más de 200 hombres de la Policía, se capturaron 31 personas que serían responsables de los delitos de homicidio, desplazamiento forzado, tráfico de estupefacientes y extorsión. Dentro de la treintena de capturados, dos de ellos, Gabrielito Y  Sebas,  darían luces de la masacre que vivió el municipio antioqueño de Segovia en febrero de este año.

Según la información de la Policía, los presuntos delincuentes capturados harían parte de un nuevo grupo criminal conocido como Nueva Generación. Dicha nueva organización al margen de la ley serían la encargada de disputar el territorio y el microtrafico al clan del Golfo. La banda, la cual operaría en los municipios antioqueños de San Carlos, Segovia, Vegachi y Remedios, se le incautó armas de fuego, estupefacientes y dinero en efectivo.

La masacre de Segovia, ocurrida a inicios de 2016 cobró la vida de 4 personas y según lo que ha podido establecer la Policía, estaría enmarcada en la lucha de los grupos al margen de la ley con el clan del Golfo. Otra de las hipótesis que se manejó en su momento por parte del coronel Wilson Pardo, comandante de la Policía Antioquia, fue que el asesinato múltiple obedecería a un ajuste de cuentas entre un reducto del clan del Golfo y que estaría dirigido puntualmente contra Ober Diaz Guerrero, alias “El Indio”, quien tiene tres procesos pendientes en la Fiscalía por concierto para delinquir.

En el operativo fueron capturados los cabecillas  alias  Naval  y el Gordo Avendaño.  A este último, la Interpol le había emitido circular azul (localización de la persona) y era buscado en 190 países para ser capturado. Con las capturas  alias Bebe, Diablo, Gomelo y Uribe, se esclarecerían 6 homicidios más ocurridos en el nordeste por el control territorial y económico del narcotráfico en esta zona del departamento.

Por otra parte, en San Carlos se desmanteló una organización dedicada al tráfico local de estupefacientes y que utilizaba menores para mover drogas ilícitas. Según las investigaciones de la Fuerza Pública, estos grupos tenían ganancias de mil millones de pesos mensuales con la distribución de 800.000 dosis, junto con el dinero de las extorsiones en Segovia, Remedios y Vegachí.

Temas relacionados

 

últimas noticias