¿Cómo será la atención de las víctimas en Bogotá en medio de la pandemia?

hace 45 mins

Cámara de Representantes acusó al magistrado Gustavo Malo por el cartel de la toga

En la plenaria, 82 representantes votaron en favor de respaldar la acusación presentada por la Comisión de Acusación. Solo hubo dos votos en contra. El caso pasa a manos del Senado.

Gustavo Malo dejó de asistir a la Corte Suprema de Justicia desde el año pasado argumentando enfermedad.Gustavo Torrijos - El Espectador

Con una votación de 82 sobre 2, la plenaria de la Cámara de Representantes aprobó la acusación que se presentó en contra del magistrado de la Corte Suprema de Justicia, Gustavo Malo, por sus presuntos vínculos con el entramado de corrupción conocido como el cartel de la toga. En el proyecto de la Comisión de Acusación, que fue radicado el pasado 5 de marzo, se pedía acusar formalmente al togado, que se convierte en el segundo miembro de una alta corte del país en llegar a esta instancia. El primero fue Jorge Pretelt.

"Hoy la Cámara de Representantes ha decidido sobre el tema del doctor Gustavo Malo. Ha acogido la proposicion presentada por la Comisión de Acusaciones de acusar ante el Senado de la República al doctor Gustavo Malo Fernández por los delitos ya conocidos por la opinión púbica", señaló Fabio Arroyabe desde el Congreso. Esos delitos son concierto para delinquir, cohecho, prevaricato y utilización de asunto sometido a secreto de reserva.

(Vea: Judicatura no pagará más salarios a Gustavo Malo)

Los representantes investigadores Edward Rodríguez y Fabio Arroyabe, que tienen en sus manos el caso de Malo, tuvieron en cuenta 25 testimonios para elaborar esta acusación. Entre los testigos se encuentran el abogado y exfiscal anticorrupción, Luis Gustavo Moreno; el magistrado auxiliar de Malo para la época de los hechos, José Luis Reyes; el excongresista Musa Besaile y el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons, entre otros.

Las declaraciones del exfiscal Luis Gustavo Moreno fueron claves para destapar el escándalo que hoy ensombrece la justicia colombiana. Moreno, en sus diversos relatos ante la Corte Suprema de Justicia y la Comisión de Acusación, señaló a Malo de ser el proveedor de toda la información usada por la organización para hacer los millonarios cobros y frenar los procesos.

(En contexto: Investigación contra Gustavo Moreno por corrupción aterrizó en la Corte Suprema)

“Preguntado: ¿Cuál es el papel que juega el doctor Francisco Ricaurte en esta historia? Contesto: Él tiene todo el manejo de la información, para nadie es un secreto la amistad asidua con el magistrado titular Gustavo Malo y la información que él tenía de los procesos era porque se la suministraba directamente el doctor Gustavo Malo”, aseguró Moreno en una declaración entregada a las autoridades en septiembre de 2017.

Pero el exfiscal no es el único delator en contra de Malo Fernández. Otra de los testimonios que lo compromete es el del senador Musa Besaile, quien describió cómo fue el pedido de la extorsión por $2.000 millones para frenar una orden de captura que había en su contra. De acuerdo con las investigaciones, este dinero iba a ser repartido a todos los miembros de la organización dedicada a frenar procesos judiciales en este alto tribunal.

Del mismo modo, el testimonio del magistrado auxiliar José Luis Reyes fue determinante para los representantes Rodríguez y Arroyave. Reyes afirmó que se creó un entramado por parte del magistrado Malo para removerlo de su cargo, precisamente para evitar decisiones de fondo en el caso Besaile. Señaló que el togado rotaba constantemente a los magistrados auxiliares como supuesta estrategia para frenar el curso de las investigaciones, lo que fue corroborado por otra investigadora del despacho de Malo, Ana Marina Erazo.

Estos testimonios, sumados a diversas pruebas recolectadas por los representantes,fueron claves para que la Comisión pidiera la acusación del magistrado Malo Fernández. “Garantizó de manera efectiva que la organización a la que pertenecía pudiese cumplirle a los aforados que demandaban sus servicios, en ocasiones omitiendo realizar acciones propias a su cargo, tal y como propender por que el trámite fuera célere y eficiente”, se señala en una de las consideraciones elaboradas por los representantes investigadores.

Las funciones de Malo en el alto tribunal, concluyeron en la Comisión de Acusación, no solo se limitaban a las que tienen los magistrados. Para Arroyave y Rodríguez es claro que el togado cartagenero era el encargado de suministrar los datos que necesitaba la organización ilegal para que fueran utilizados a la hora de abordar a los aforados mediante abogados que pertenecían también a la que la Fiscalía denominó una "organización criminal".

Malo está siendo investigado por los delitos de concierto para delinquir, cohecho propio, prevaricato por acción y por omisión y utilización de asunto sometido a secreto o a Reserva. En entrevista para El Espectador, afirmó que es inocente y aseguró que el magistrado auxiliar José Luis Reyes miente por resentimiento, debido a que Reyes esperaba finalizar su carrera en la Corte Suprema. Malo fue enfático en que despidió a Reyes debido a que perdió la confianza en él.

Sobre el caso de Musa Besaile afirmó que se debería investigar a José Reyes porque el proceso estaba bajo su control. “Quien proyectó esa práctica de pruebas fue él y no yo. Resulta contradictorio que él dijera que el asunto estaba para abrir investigación y que, al tiempo, me explicara que debía realizar varias pruebas y que no se podía ordenar la captura”, aseguró Malo a este diario.

Ahora el magistrado Gustavo Malo Fernandez se convierte en el segundo magistrado de un alto tribunal en ser investigado. El primero fue Jorge Pretelt, que fue llamado a juicio por supuestamente haber pedido $500 millones para incidir en el trámite de una tutela en favor de Fidupetrol.

751929

2018-04-25T18:31:52-05:00

article

2018-04-25T19:05:19-05:00

cvargas_250802

none

Redacción Judicial

Judicial

Cámara de Representantes acusó al magistrado Gustavo Malo por el cartel de la toga

84

6538

6622