Cambio en la dirección del Inpec: El mayor general Mariano Botero toma posesión

Noticias destacadas de Judicial

Con 32 años de experiencia como oficial, Botero entra en reemplazo del brigadier general Norberto Mujica quien, según el ministerio de Justicia, dejó “cifras históricas” en la reducción de hacinamiento en las cárceles.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) tiene nuevo director: el mayor general Mariano de la Cruz Botero Coy, oficial de la Policía Nacional con una experiencia de 32 años dentro de la institución. El uniformado tomará el cargo del brigadier general Norberto Mujica, quien había estado en cabeza del Inpec desde diciembre de 2019.

En contexto: “Entre peor sea la cárcel, hay más chance de reincidir en el crimen”: profesor de la Eafit.

De acuerdo con el sitio oficial de la Policía, Botero Coy ha obtenido 60 condecoraciones y 158 felicitaciones durante su carrera y, además, es piloto de helicóptero. El nuevo director del Inpec se ha desempeñado como comandante de la Estación Aeroportuaria de la Dirección Antinarcóticos y tiene una amplia trayectoria como comandante Operativo de Seguridad en Bogotá, Valle del Cauca y en la dirección Metropolitana de Barranquilla.

Así mismo, el mayor general Mariano Botero Coy es profesional en administración de empresas y administración policial, es especialista en Seguridad y cuenta con una maestría en Defensa y Seguridad Hemisférica. Además, durante sus más de 30 años de carrera ha culminado cursos internacionales en Rusia, Japón, Alemania, México, Suecia, Panamá y Estados Unidos.

“Hoy quiero darle una gran noticia a nuestro país: el Gobierno, en cabeza del ministerio de Justicia, ha posesionado al señor mayor general Mariano Botero Coy, como el director general del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec). Quiero decirles a todos los reclusos de nuestro país que el Gobierno Nacional está trabajando por la resocialización y humanización de los internos”, expresó el ministro de Justicia Wilson Ruiz Orejuela.

De acuerdo con recientes estadísticas del Inpec, entregadas el pasado 21 de diciembre, el brigadier general Norberto Mujica se despide de la institución con “cifras históricas” en reducción de hacinamiento en las cárceles de Colombia. Durante su gestión, de acuerdo con el instituto, redujo la sobrepoblación del 55% al 19,9%. Alrededor de 16 mil internos habría salido mediante la implementación del decreto 546 (cuyo objetivo fue sustituir la pena privativa carcelaria con pena privativa en casa, para internos que cumplieran con ciertos requisitos) y procedimientos ordinarios autorizados por jueces del país.

“Haciendo caso a lo que ha dispuesto la Corte Constitucional, hemos logrado bajar el hacinamiento. Esto se traduce en todas las labores que hemos venido haciendo, recorriendo las cárceles y persuadiendo a los jueces y fiscales de nuestro país”, expresó en su momento el ministro de Justicia. Agregó que la institución atendió el “estado de cosas inconstitucional” declarado por la alta corte que, en tres oportunidades -1998,2013 y 2015-, ha dicho que en las cárceles del país se violan prácticamente todos los derechos de la Carta Magna.

Le puede interesar: Tatequieto a una supuesta manipulación de cifras del Inpec.

Pero, en contraste con las cifras del Inpec, en respuesta a un derecho de petición elevado por este diario, el Instituto da cuenta de que la aplicación del decreto 546, tuvo baja incidencia en la reducción de 35 puntos porcentuales en el hacinamiento. De acuerdo con el documento, entre marzo y noviembre de 2020, apenas 1.151 internos habían salido de prisión por medio de esta reglamentación.

Comparte en redes: