Candidato a contralor Gilberto Rondón denuncia "guerra cochina" en su contra

El abogado negó cualquier tipo de relación con Gilberto Rodríguez Orejuela.

Archivo El Espectador

Gilberto Rondón, el más opcionado para ser el próximo Contralor de la República, negó este martes cualquier tipo de relación con el extraditado narcotraficante Gilberto Rodríguez Orejuela.

La aclaración de Rondón se da luego de que el portal ‘Las 2 Orillas’ presentara un artículo en el que asegura que el abogado habría aceptado dinero del capo del Cartel de Cali para defenderlo antes de ser extraditado a Estados Unidos.

La publicación indica que “aunque Rondón nunca recibió poderes ni alcanzó a ejercer funciones para actuar en la defensa del jefe del cartel de Cali, si recibió un anticipo de $150 millones en efectivo por el trabajo que debía realizar” y deja entrever que el abogado boyacense se quedó con el dinero: “Rondón logró convencer a Rodríguez Orejuela que podría realizar gestiones para dilatar su extradición, trabajo con el cual compensaría el anticipo de los 150 millones recibidos. Gilberto Rodríguez aceptó el trato”.

Todo se trata de una guerra cochina, no sucia es cochina”, indicó Rondón a Blu Radio y agregó que “si eso hubiera ocurrido (robarle a la mafia) hoy no estuviera hablando con ustedes. Es una cosa traída de los cabellos”.

Las acusaciones no quedan ahí. El portal ‘Las 2 Orillas’ asegura tener un documento que muestra la relación entre Gilberto Rondón y la Fiscal 11 Delegada de la Unidad Nacional Antinarcóticos, Luz Marina Gutiérrez Sánchez, quien le ayudaría al abogado con el caso Rodríguez Orejuela.

Al rechazar las acusaciones, Gilberto Rondón manifestó que “en cuento pueda voy a poner esto en conocimiento de la autoridades competentes. Esto no puede ocurrir a ocho días de que el país conozca el nombre del nuevo Contralor. No voy a permitir que mi dignidad sea vulnerada”.

El candidato del Consejo de Estado a Contralor General criticó igualmente al portal ‘Las 2 Orillas’ por “salir a decir esas cosas sin pruebas y decir que es un anónimo. Soy respetuoso de la libertad de prensa, pero si hay acusaciones que lo digan con pruebas”.

Tengo una idea de quienes están detrás de esto pero sin pruebas no me atrevo a decir nada"; añadió el jurista al insistir que los colombianos y el Congreso “no pueden creer este absurdo”.