Capturado primo de alias “Marquitos” Figueroa

El Gaula del Ejército lo detuvo mientras cobraba una extorsión. Las autoridades aseguran que utilizaba su nombre para aterrorizar a sus víctimas.

CTI de la Fiscalía

El Ejercito capturó Jorge Alejandro Figueroa Santander, primo de Marquitos Figueroa, acusado de tener nexos con el condenado exgobernador de la Guajira, Juan Franciso ‘Kiko’ Gómez. Las autoridades confirmaron que la captura se produjo en el municipio de San Juan del Cesar en una operación en la que participaron miembros de CTI de la Fiscalía y el Gaula militar.

La información brindada por el Ejército asegura que Figueroa Santander, de 35 años y proveniente de Barrancas (La Guajira), se hacía pasar por miembro de un grupo al margen de la ley. Sin embargo, el primo de Marquitos Figueroa era un operario de maquinaria pesada. Por medio de llamadas intimidatorias a un comerciante, al que le estaba cobrando $500 millones para evitar que sus negocios y familiares sufrieran algún daño.

Durante el operativo le fue incautado una camioneta Kia a Figueroa Santander. "Posteriormente, fue dejado a disposición de un fiscal de la Unidad de Reacción Inmediata (URI), en San Juan del Cesar. En audiencia, un juez de garantías le dictó medida de aseguramiento en una cárcel."

¿Quién es Marquitos Figueroa?

En su prontuario, que data de 1998, es señalado por la Policía varios homicidios ocurridos entre 2008 y 2012, entre ellos, el de Henry Ustáriz y Wilfrido Fonseca; el del político Efraín Ovalle y el de la ex alcaldesa de Barrancas, Yandra Brito. El Tribunal Supremo de Brasil, quien fue capturado en octubre de 2014 por las autoridades de dicho país, aprobó la extradición de Marquitos con la condición de que el gobierno colombiano lo de una condena de hasta 30 años de cárcel.

En mayo de este año La Fiscalía General le imputó a ‘Marquitos’ los delitos de homicidio agravado, concierto para delinquir y porte ilegal de armas. Según la investigación el procesado habría dado órdenes directas para atentar en contra de la vida de Ustáriz el 2 de abril de 2008. Sin embargo, Figueroa no aceptó su responsabilidad en los hechos.