Capturan a 20 personas en primer gran operativo contra tala indiscriminada de bosques

Los “Sierreros” están acusados de haber deforestado amplios terrenos en el Parque Natural Munchique, en El Tambo (Cauca).

La Policía ha capturado 121 personas ligadas al tráfico ilegal de madera solo en 2016. / Foto: Cortesía Policía
La Policía ha capturado 121 personas ligadas al tráfico ilegal de madera solo en 2016. / Foto: Cortesía Policía

La Policía Nacional y la Fiscalía General de Nación capturaron esta semana a 20 integrantes de una presunta banda criminal que bajo el nombre de los “Sierreros” estarían desforestando varias zonas de reserva ambiental en Cauca. Entre los árboles talados, encontraron las autoridades, habría varias especies en peligro de extinción.

Durante cuatro meses, los carabineros de la Policía lograron descifrar esta cadena criminal, que cada semana estaría extrayendo entre diez y veinte toneladas de madera ilegalmente obtenida. Las indagaciones apuntan a que los “Sierreros” controlaban todos los eslabones del tráfico de madera, desde la tala indiscriminada de árboles; el transporte, procesamiento y comercialización del producto.

La operación se lanzó de manera simultánea en varios municipios de Cauca. Entre los detenidos por la Policía, fueron aprehendidos alias “William”, alias “Andrés” y “Don Darío”, los tres presuntos líderes, quienes además contaban con circular azul de la Interpol. También cayeron los socios que sostenían monetariamente la actividad ilícita, así como a los aserradores y los transportadores.

La dirección de carabineros y seguridad rural de la Policía estableció que “los árboles eran talados sin parámetros técnicos y desordenadamente, cortados en listones y movidos a bodegas en zona rural de El Tambo (Cauca), donde con ayuda de maquinaria, se alistaban para ser posteriormente vendidos en Popayán y algunas zonas costeras de Cauca”.

La Policía informó además que esta se configura como la primera operación que desmantela una estructura con todos los eslabones de la cadena de explotación de bosques. Las actividades de los presuntos criminales, no solo generarían daños ambientales a la capa vegetal, sino que pondrían en peligro la supervivencia de especies en vía de extinción como el oso de anteojos, el venado de cola blanca y el colibrí munchique, al poner en jaque sus hábitat natural.

En los operativos se incautaron dos camiones cargados con madera y un arma de fuego de calibre 9 milímetros. Los detenidos deberán responder por los delitos de concierto para delinquir, daño a los recursos naturales, receptación, hurto calificado, contaminación ambiental y aprovechamiento ilícito de los recursos naturales renovables.

En lo que va corrido del año, informó la Policía, han sido capturadas 121 personas por tráfico ilícito de madera en 29 operaciones distintas. Se han incautado 4.187 metros cúbicos de madera y se han inmovilizado 87 vehículos cargados con madera ilegalmente obtenida.

No obstante, solo en 2014, dijo el Ministerio de Ambiente y el Ideam, Colombia perdió una porción superior a 140 mil hectáreas de bosques tropicales, algo más del área urbana de Bogotá.

El negocio de tala irregular de árboles sigue afectando a 12 especies en peligro de extinción que se encuentran en los departamentos de Caquetá, Antioquia, Putumayo, Meta, Guaviare, Norte de Santander, Chocó, Nariño y Amazonas. Por esto, señaló el general Rodrigo González Herrera, director de Carabineros y Seguridad Rural, la Policía seguirá monitoreando a estas organizaciones ilegales en conjunto con las autoridades ambientales.