Capturan a tres miembros de una familia que habría lavado $82.000 millones

Noticias destacadas de Judicial

La Fiscalía, en un trabajo conjunto con la Policía Fiscal y Aduanera, logró la captura y judicialización de tres personas, miembros de una misma familia de Norte de Santander, quienes habrían lavado activos por más de $82.000 millones a través de una empresa fachada. El dinero vendría de China y Turquía.

Por medio de un trabajo colaborativo entre la Fiscalía y la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa), con base en informes de la Unidad de Información y Análisis Financiero (UIAF), fueron judicializados tres miembros de una familia de Villa del Rosario, del departamento de Norte de Santander. La investigación indica que los detenidos, a través de la empresa La Buena Promesa S.A.S., habría lavado activos por más de $82.000 millones. Presuntamente ingresaron dinero ilícito proveniente de China y Turquía.

“La investigación (…) permitió evidenciar que los hoy procesados, al parecer, a través de la constitución de una empresa fachada denominada La Buena Promesa SAS, dedicada supuestamente al comercio al por mayor de productos alimenticios, legalizaban el ingreso de divisas de origen ilícito desde Hong Kong (China) y Turquía, sin realizar las operaciones comerciales que las justificaran”, asegura el ente acusador. Los procesados fueron vinculados por el delito de lavado de activos y concierto para delinquir con fines de lavado de activos.

Le puede interesar: Juez envía a la JEP el proceso de Hugo Aguilar por lavado de activos.

Según las autoridades, se formó una red criminal familiar. Por un lado están los hermanos Diego Fabián y Mónica Alejandra Núñez Vergel, quienes fueron señalados como los presuntos fundadores de una empresa que, durante dos años, se hizo pasar como un supermercado de barrio en el municipio de Villa del Rosario. Además, también habría participado Edwin Saúl García, quien es el esposo de la mujer capturada.

“Desde hace casi un año la Fiscalía y la Policía Nacional le seguían la pista a esta estructura cuya empresa operaba en Villa del Rosario; sin embargo, se pudo establecer que su actividad principal no guardaba relación alguna con las operaciones de cambio en las que soportó, entre septiembre de 2016 y junio de 2017, el ingreso de divisas por un valor de USD 28′064.126, equivalente para la época a $82.560′560.690”, agregó el ente investigador.

Los miembros de esta familia fueron capturados el pasado 22 de octubre en Cúcuta (Norte de Santander) y quedaron todos detenidos mientras las pesquisas continúan. Los dos hombres fueron enviados a la cárcel y la mujer estará en detención domiciliaria mientras se decreta la audiencia de acusación. La empresa La Buena Promesa S.A.S., según la Fiscalía, nunca ha registrado operaciones de comercio relacionadas con importaciones y exportaciones que justificaran el ingreso de más de $82.000 millones.

Lea también: Capturan a “Mocho Vives”, presunto líder de grupo delincuencial La Terraza.

Según las investigaciones, la totalidad del dinero recibido en la cuenta corriente de la supuesta empresa, al parecer, llegó por medio de 428 cheques originados por personas de escasos recursos, que no tendrían la calidad de proveedores o clientes de los procesados. “Esos retiros no eran para el desarrollo de su objeto social, sino para dar la apariencia de legalidad a los recursos ilícitos a su ingreso a Colombia y luego transformarlos en dinero en efectivo”, concluyó la Fiscalía.

Por último, los investigadores encontraron que uno de los capturados habría realizado, en el lapso de dos años, 222 transacciones con retiros por un valor superior a $45.000 millones. Así mismo, otra persona de esta presunta empresa de lavado de activos habría retirado más de $17.000 millones. Para el general Gustavo Franco, director de la Polfa, se trataría de una organización criminal que no tiene forma de validar el dinero que reposa en su cuenta.

“Esta organización tenía como fachada en Villa del Rosario, zona metropolitana de Cúcuta, una supuesta empresa de alimentos, cuando en realidad se trataba de una tienda de barrio. Las transacciones para el retiro del dinero se realizaron por personas de estrato 1 y 2, que además eran beneficiaros del SISBEN (programa de subsidios para personas de escasos recursos)”, finalizó el director de la Policía Fiscal y Aduanera.

De acuerdo con datos de la Fiscalía, en lo que va corrido del año se han presentado 217 denuncias por el delito de lavado de activos. Los meses con mayor número de casos fueron enero y mayo, con 37 procesos respectivamente. En relación con 2019, las estadísticas han disminuido pues, en el mismo periodo de tiempo, se registraron 401 incidentes por un crimen que busca dar apariencia de legalidad a dineros ilícitos.

Comparte en redes: