Capturan al jefe del "Clan de los Giraldo" en Bogotá

Rubén Giraldo Giraldo está sindicado de una serie de homicidios selectivos en Santa Marta.

En desarrollo de un operativo de la Policía en la ciudad de Bogotá, fue capturado el jefe del "Clan de los Giraldo", uno de los hombres más buscados por las autoridades den el departamento del Magdalena.

Según la información preliminar, Rubén Giraldo Giraldo, fue detenido luego de varios meses de investigación y seguimiento. "Este sujeto fue capturado en la ciudad de Bogotá, en un centro comercial en inmediaciones del sector de Paloquemao; y será judicializado por los delitos de: Homicidio, desplazamiento forzado y concierto para delinquir", señaló el director de la Policía, general José Roberto León Riaño.

Este grupo delincuencial, liderado por Rubén Giraldo Giraldo, en la actualidad libraba una guerra territorial por el control del narcotráfico y extorsiones con la banda criminal de “los Urabeños” en la ciudad de Santa Marta y el corregimiento Guachaca en estribaciones de la Sierra Nevada de Santa Marta, que ha dejado un elevado número de homicidios selectivos y hechos criminales en esta zona del departamento de Magdalena.

Rubén Giraldo Giraldo, de 42 años de edad y natural de Samana en Caldas, es sobrino del jefe paramilitar extraditado Hernán Giraldo, y fue directamente a él a quien le heredo el negocio del narcotráfico en la zona después de su sometimiento a la justicia.

Para ello, se asocio con el también capturado Elkin Javier López Torres, alias “la Silla”, moviendo grandes cantidades de clorhidrato de cocaína desde la costa Atlántica utilizando lanchas rápidas tipo “Go Fast”, las cuales enviaban hacia Centro América y Estados Unidos.

Inicialmente la banda criminal de “los Urabeños” en cabeza de Melquisedec Henao Ciro alias “Belisario”, (capturado) y el Clan de “los Giraldo” delinquían en asocio, pero se fueron presentando disputas por el liderazgo del narcotráfico que los llevo a dividirse, en una lucha por el control de los arbustos de coca que siembran en la Sierra Nevada de Santa Marta y el paso de la droga ya procesada hacia la costa.