Capturan al periodista Miller Rubio

La Policía detuvo al exintegrante del noticiero CM&, a quien van a investigar formalmente por sus supuestos nexos con el condenado esmeraldero Pedro Nel Rincón, identificado también como “Pedro Orejas”.

Miller Rubio acaba de ser capturado por la Dijín de la Policía. Como estaba anunciado desde abril de este año, la Fiscalía va a imputarle el delito de concierto para delinquir, pues asegura tener evidencias que indicarían que Rubio, cuando trabajaba en el noticiero CM&, colaboró al tiempo con la organización de Pedro Nel Rincón, un esmeraldero de Boyacá más conocido como Pedro Orejas, quien está detenido en la cárcel La Picaleña de Ibagué por una condena en su contra de 20 años de prisión por homicidio.

Fuentes de la Fiscalía le dijeron a este diario que la decisión de capturarlo se tomó tras dos intentos fallidos por imputarle cargos a Rubio. El primer intento fue el 16 de mayo de este año, la audiencia fue programada para ese lunes a las 9 de la mañana. El segundo intento fue un mes después, el 18 de junio. En ese momento, se aplazó porque su abogado renunció argumentando que no había plata para pagar sus honorarios. La Fiscalía le ofreció entonces a Miller Rubio un defensor público, pero él lo rechazó y dijo que prefería uno de su confianza.

“No tengo nada que ocultar y aquí estoy poniéndole la cara a la justicia y a la Fiscalía de la imputación que me hacen”, había señalado el periodista antes de las audiencias. Rubio criticó que le fueran a imputar cargos cuando ya le había preguntado tres veces a la Fiscalía si estaba siendo investigado y la respuesta había sido siempre negativa. No obstante, la imputación de cargos es precisamente el momento en que la Fiscalía notifica al imputado que se abre una investigación formal en su contra. Lo que va a ocurrir mañana miércoles en la mañana, en los juzgados de Paloquemao.

De acuerdo con la Fiscalía, Rubio “habría recibido dinero para transmitir noticias falsas que inducían a desviar investigaciones por el delito de tráfico de armas”, conclusión a la que habría llegado el ente investigativo luego de haber interceptado el teléfono de Pedro Orejas hacia 2010. Las conversaciones, cuyo contenido divulgó el Equipo Nizkor un año después, dejaban ver que Rubio supuestamente trató, desde su posición como periodista de CM&, de desviar una investigación por el hallazgo de un depósito ilegal con armas que, al parecer, eran de la organización de Pedro Orejas. (Vea las grabaciones que enredarían a Miller Rubio)

En el momento en que hallaron las armas, que estaban acompañadas de municiones y explosivos, el temor de Pedro Orejas era que la Superintendencia de Vigilancia Privada le quitara la licencia a su empresa de seguridad, pues las armas no contaban con los permisos necesarios para estar en su poder. Miller Rubio, por su parte, ha insistido en su inocencia.